En el lapso de once años le ha tocado a nuestra nación padecer el embate de dos pandemias. En abril del 2009, se presentó en el territorio mexicano la primera pandemia del siglo XXI, en un principio se le denominó influenza porcina porque se consideró que la cepa del virus tenía su origen en el genoma del cerdo. Los síntomas que presentaban las personas atacadas por la enfermedad eran las de una gripe extra large, si la afección se midiera por tallas. Los trastornos provocados por el mal se evidenciaban con una fiebre alta, mucha tos, una grave infección en las vías respiratorias, dolor de cabeza, fuerte congestión nasal y ojos llorosos. (Cría cerdos y te llorarán los ojos, escribí). Después se supo que la influenza, a la que se empezó a nombrar como A/H1N1, no tenía un origen porcino sino humano. (Con eso se reivindicó la reputación de los marranos, de por sí desprestigiados al ser comparados con algunos políticos).

Le tocó a México el dudoso honor de ser el primer país en reportar casos de influenza A/H1N1, en los estados de Oaxaca y Veracruz; de ahí pasó a California y Texas (Estados Unidos) y se volvió pandemia al extenderse a 20 países.

Para evitar la propagación del virus en nuestro territorio, a partir del 24 de abril no hubo clases en 30 mil planteles escolares públicos y privados, desde preescolar hasta la Universidad. El presidente Calderón exhortó a la población a no salir de sus casas. Se restringieron espectáculos públicos, entre ellos el futbol de Primera División. Se cancelaron algunos vuelos de México hacia el exterior y viceversa. Se prohibió viajar a personas con fiebre o con otros síntomas de la enfermedad. Los bancos, los supermercados, la policía y el Ejército no suspendieron actividades. Las clases se reanudaron el 11 de mayo y en los siguientes días, gradualmente, se restableció la vida social.

Según datos de la Secretaría de Salud, hasta febrero del 2010 se reportaron más de 72 mil casos y mil 32 muertos por influenza A/H1N1 en México.

Ahora ataca a México la pandemia del Coronavirus, cuyo nombre oficial es Covid-19, que tiene semejanzas y diferencias con el A/H1N1. El brote del virus se dio en China —hasta en eso ahora se nos adelantan. México, afortunadamente, no está considerado entre las naciones con el mayor número de contagios. Hasta el momento del cierre de esta edición existen 82 infectados.

Lo aprendido durante la anterior pandemia que se originó en nuestra geografía, nos debe de servir para poner en practica lo que sabemos como la higiene de las manos y evitar los saludos corporales. Ya se oficializó la suspensión de clases, entre el 23 de marzo y hasta el 17 de abril para 36.6 millones de estudiantes de educación básica, media y superior. Además, se cancelan los eventos donde se concentren más de 5 mil asistentes. Esto significa que se suprimen los partidos de futbol de la Liga Mx y de la división de ascenso. Así como conciertos y espectáculos. La recomendación es quedarse en casa con la familia hasta donde el espacio y la paciencia alcancen.

Las personas más propensas a contagiarse con el Coronavirus son aquellas de la tercera edad, por lo cual se les pide a los mexicanos solidaridad para estar al pendiente de la evolución y reacción de la pandemia entre los ancianos, no únicamente los de su familia, sino los vecinos y cualquiera que necesite ayuda.

Memes de la pandemia

Pregunta: ¿Lo del cierre de las escuelas es con los niños adentro o afuera? Digo para organizarme.

Posible caso de Coronavirus en una clínica del IMSS; aún no está confirmado porque le dieron cita para septiembre.

Se suspenden las representaciones de la Semana Santa, sólo actuará Pilatos: el único que se lava las manos.

Manuel Ajenjo

Escritor y guionista de televisión

El Privilegio de Opinar

Guionista de televisión mexicano. Conocido por haber hecho los libretos de programas como Ensalada de Locos, La carabina de Ambrosio, La Güereja y algo más, El privilegio de mandar, entre otros.