Ya fue visto que el paquete presupuestal presentado por el Ejecutivo para 2021 no tiene como objetivo prioritario resolver las crisis detonadas por la pandemia, en particular la crisis de salud, y que más que nada refleja las preocupaciones de este Gobierno: la continuidad de sus programas ícono y megaobras sexenales.

También es evidente un uso político del presupuesto que entre otras cosas le permitirá mantener con la soga al cuello a las entidades federativas opositoras. Les recortan a los estados 9,150 millones de pesos sólo en salud.

Esto, pese al aumento de 9.1% en el gasto federal de Salud. Ya sabemos que en los hechos sólo pasarán dinero de una bolsa a otra porque tomarán 33,000 millones de pesos de la reserva del Seguro Popular -generada a lo largo de varios sexenios- y ahora sin decirlo la aprovecharán esperemos que para salud, pues no han especificado.

En las evaluaciones hechas del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2021, una incógnita generalizada que queda es ¿de dónde el Gobierno sacará para adquirir la vacuna contra Covid-19? Porque para eso sí deben tenerse bien asegurados los recursos, y en el PPEF 2021 no queda claro de qué bolsa saldrá. Cómo tampoco quedan claros muchos rubros obligados de cumplir y dar respuesta.

El diputado Mario Delgado ha mencionado que lo de la vacuna lo sacarán ¿de donde cree? Pues sí: De los fideicomisos que abrieron de manera forzada, de esa reserva del SP. Del otrora Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos (FPGC). Este fondo ahora llamado Fideicomiso de Salud para el Bienestar sumó al último 30 de junio un saldo de 101,161 millones de pesos. Esto significa que hasta ahora aún no le habían podido retirar los 40,000 millones de pesos prometidos por el presidente López Obrador como nueva Inversión a salud sin serlo. Esa promesa de supuesta nueva inversión había quedado en el aire.

Ahora, el PPEF 2021 precisa que le quitarán de dicho fondo 33,000 millones de pesos. Y de ese mismo exFPGC planean retirar otros 30,000 millones de pesos para la vacuna Covid. Si lo concretan, aún quedarán en ese exFPGC otros 35,000 millones de pesos, que ante la extrema astringencia de recursos no es de dudar que ya los tendrán en la mira.

Es lamentable porque esos recursos del FPGC estaban garantizados para atención y medicamentos de pacientes con costosas enfermedades evitándole a las familias gasto catastrófico y empobrecedor. Es decir, una señal más del próximo mayor empobrecimiento familiar en México.

Desaparecen fondos para salud de niños de 0 a 5 años

No conforme con eso, hay otro punto preocupante que nos hizo ver el diputado Éctor Jaime Ramírez Barba, de la comisión de Salud: la desaparición del Seguro Médico Siglo XXI (SMSXXI) que en los últimos 7 años había garantizado los recursos para la atención en salud de las y los mexicanos más pequeños, desde recién nacidos hasta los 5 años cumplidos. Es una pésima noticia porque es un programa que sí ha funcionado para los más desfavorecidos; hay muchos testimonios de ello y el mismo Coneval lo avaló.

Claramente hay un motivo  político porque el SMSXXI fue creado en el sexenio de Calderón y como la línea es que todo lo creado por los gobiernos panistas y priístas está mal, entonces a desaparecerlo. Los recursos para el SMSXXI fueron de 1,984.4 millones en 2020, y para el 2021 se irán a cero pesos.

Esa es la propuesta del Ejecutivo. La última palabra la tendrá el Legislativo. Ojalá que la oposición dé la batalla.

maribel.coronel@eleconomista.mx

Twitter.com/MaribelRCoronel

Maribel Ramírez Coronel

Periodista en temas de economía y salud

Salud y Negocios

Comunicadora especializada en salud pública y en industria de la salud. Cursando la maestria en Administración en Sistemas de Salud en FCA de la UNAM.

Fundadora en 2004 de www.Plenilunia.com, concepto sobre salud femenina. Me apasiona investigar y reportar sobre salud, innovación, la industria relacionada a la ciencia, y encontrarle el enfoque de negocios con objetividad a cada tema.