Buenos días, buenas tardes, buenas noches. Saludándote con gusto en estos tiempos de disrupción y disputa. No hay duda de que los reflectores están todos puestos en los anuncios que hace el presidente norteamericano vía Twitter, honestamente cuesta trabajo ir al impulso de este hombre en términos económicos

Las guerras comerciales son buenas y se ganan fácilmente. Una premisa que parece más un dejo de arrogancia que de capacidades reales, los chinos han sido pacientes y han respondido a la medida de las circunstancias, la guerra comercial con China está claro que no es una guerra comercial, es una guerra por la hegemonía geopolítica del planeta hacia el futuro; las guerras comerciales se arreglan con dinero, si ese fuera el tema ya estaríamos en otras instancias, pero no es el caso.

Me parece que nos tendremos que acostumbrar a que el tema de discordia entre Washington y Beijing siga hasta que las elecciones en Estados Unidos tengan cause el año entrante. Los chinos sabrán ser pacientes y me parece que una cosa ya le queda claro a la Casa Blanca. Los chinos nunca terminan de negociar, ni siquiera cuando dan la mano cerrando un trato, aun en esas condiciones siguen negociando, así que el presidente Donald Trump tiene las manos llenas, pues tiene que dar resultados y simplemente no están llegando.

Sus patriotas seguidores productores agropecuarios están sintiendo el calor de cerca y empezamos a ver descontento. Por un lado, como hemos dado cuenta anteriormente, los farmers han tenido increíbles dificultades este ciclo agrícola, muchas zonas han sido declaradas zonas de catástrofe y el mercado se encontraba a la espera de que el Departamento de Agricultura norteamericano (USDA) confirmara el dato, y lo confirmó creando un caos.

Antes de ir al detalle quiero ser enfático en señalar que hoy como nunca el gobierno norteamericano ha dedicado fortunas en subsidios y apoyos al campo, y eso me parece que a los agricultores les funciona dadas las circunstancias, pero en el fondo, lo que quieren es comercio, no subsidios. Es increíble como quien critica el “paternalismo socialista” de los adversarios políticos lo aplica haciendo del campo un nido de clientes electorales, pero ese es otro tema.

Regresando a la idea del contenido, el USDA dio un reporte en el que declaró la cantidad más grande de la historia en superficie declarada por debajo de condiciones adecuadas de siembra, misma que podrá ser sembrada con algún cultivo de cobertura, pero no para producción intensiva de granos.

El mercado esperaba un dato grande en esas líneas restando potencial productivo; sin embargo, lo que hizo el campo fue llevar la siembra de maíz al extremo y si se pensaba sembrar 90 millones de acres, resulta que hicieron mas de 100 millones de los cuales 11 son considerados prevent planting o inadecuados para sembrar y por ende acogidos en el programa de subsidio.

El mercado lógicamente opinó económicamente más allá de saber cuánto se sembró no, o si el USDA esta fumando algo raro o no, la realidad es que los números que proporcionó el USDA son los números del mercado. Desconocemos si son ciertos, pero sabemos que son los números del mercado porque los algoritmos los toman y los operan económicamente y te invito a que te acostumbres a que esto suceda.

Los algoritmos están formulados para operar las diferencias entre la expectativa del mercado y los números del USDA, cuando se emite la información, millones de dólares son apuntados en la dirección de la diferencia dando el numero por bueno, aunque no sea correcto, algo así como la diferencia entre justo y correcto.

Hoy sabemos que el ciclo norteamericano viene atrasado al menos tres semanas y sabemos que el maíz en muchos lugares se ha cocinado de manera acelerada, lo que hacía en semanas para hacer madurez reproductiva lo ha hecho en días de manera forzada y el pronóstico es aún reservado, recién vimos cómo el tour del Pro Farmer detectó menos rendimientos en sus lecturas y me parece que lo dejaremos todo para el próximo informe del USDA en el mes de septiembre, dicho informe, sin duda, sacará chispas.

Es tiempo de dejar la crónica hasta la próxima, no sin antes dejarte un saludo fraternal y el deseo de éxito contante en todo momento.

Ánimo.

[email protected]