Final del formulario. Entre mayor educación financiera, mayor es la creación de patrimonio y mayor es el componente “empresarial” en los portafolios de inversión. El componente empresarial son las inversiones en acciones (bursátiles). Un estudio reciente sobre la composición de carteras de individuos de mayor patrimonio en EU indica que, una vez que se alcanza un patrimonio neto de 100 millones de dólares, el componente en Bolsa representa aproximadamente 50% del patrimonio neto. Aunque la meta de 100 millones de dólares resulta ambiciosa, el mensaje es contundente una vez más: la inversión bursátil ha sido y seguirá siendo la mejor manera de construir patrimonios.

En Bolsa, 50%. En EU, un inversionista de alto patrimonio neto se define como alguien con 3 millones de dólares o más en activos invertibles (no incluye valor de residencia principal). Los calificados con patrimonio neto ultraalto tienen 30 millones de dólares o más de activos invertibles. U.S. Trust, el área de Private Wealth Management de Bank of America, realizó una encuesta de high net worth del 2019 que constó de 892 adultos de alto patrimonio. La asignación promedio de activos para los encuestados fue: 55% de acciones, 21% bonos, 15% efectivo y 9% otros.

Por generaciones... la voz de la experiencia. Resulta particularmente interesante analizar los resultados que mostró la asignación de activos de high net worth por generaciones. Las cuatro generaciones encuestadas fueron:

• Millennials: edades 21-37 (nacidos entre 1981-1997)

• Generación X: edades 38-53 (nacidos entre 1965-1980)

• Baby Boomers: edades 54-72 (nacidos entre 1946-1964)

• Generación silenciosa: mayores de 73 años (nacidos antes de 1946)

Después de los buenos años en la Bolsa en EU, es comprensible que la mayoría de las generaciones haya aumentado su asignación de acciones. Los Millennials, en general, han visto buenos tiempos desde el 2010.

Ahora que están entrando en años de mayores ingresos y con mejor educación financiera, la tendencia hacia una mayor asignación de acciones en sus portafolios debería continuar. De llamar la atención cómo personas mayores de 73 años tienen una asignación de 61% en acciones.

Los mayores de 73 años lo han visto todo, y aún así prefieren acciones. Todo indica que la experiencia les ha enseñado que mantener el rumbo a largo plazo es el camino por seguir, a pesar de que las bolsas en EU han estado en máximos históricos. Para ellos, la inversión a largo plazo ha demostrado ser correcta.

[email protected]