El máximo tribunal de justicia del país ordenó congelar momentáneamente el freno a las energías renovables.

La Corte en su calidad de “fiel de la balanza” y con la independencia a la que está obligada respecto del Poder Ejecutivo ordenó la suspensión momentánea de la aplicación de la nueva política gubernamental, en tanto los tribunales resuelven el fondo del asunto.

La decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que preside Arturo Zaldívar, es una pieza más, que se coloca en el muro de amparos que se han venido enderezando, por parte de empresas privadas y organizaciones no gubernamentales, en contra de diferentes medidas del gobierno mexicano, en el sector eléctrico.

La Comisión Antimonopolios logró que la Corte paralice la aplicación de la política de confiabilidad de la Secretaría de Energía (Sener), considerada —por las organizaciones empresariales— como un portazo al desarrollo de las energías limpias en México.

Es un duro revés para el cambio que intenta realizar el gobierno de la 4T en el sector eléctrico y, es considerado por la mayoría de los analistas, como parte de la contra reforma energética.

El presidente de México se ha pronunciado en contra de las reformas económicas en general y de la reforma energética, en hidrocarburos y electricidad, en particular.

Ha calificado a los inversionistas de corruptos, de obtener contratos leoninos, de intentar debilitar a Pemex y la Comisión Federal de Electricidad y se ha pronunciado a favor de una política de soberanía energética a través del fortalecimiento de esas dos empresas.

La Reforma Energética se está revirtiendo por la vía administrativa, aseguran los expertos.

La Política de Confiabilidad, no cancela la apertura a las inversiones en energías limpias —advierten— pero sí suspende y sujeta su operación, a los condicionamientos gubernamentales.

En este mercado se han realizado inversiones superiores a los 20,000 millones de dólares y a partir del acuerdo del Cenace y luego la política de confiabilidad, estuvieron a punto de permanecer en “el limbo” de la inoperación, proyectos por alrededor de 6,000 millones de dólares. Una intensa lluvia de amparos lo impidió.

A la fecha se han presentado solicitudes de amparo en contra de las medidas de la Sener en torno a los Certificados de Energías Limpias; del acuerdo del Cenace; de la política de Confiabilidad de Sener; y de las medidas de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) en torno al denominado porteo (que implica la elevación de las tarifas eléctricas hasta en 800%).

Van 172 solicitudes de amparo, se han obtenido 131 suspensiones provisionales; 125 suspensiones definitivas y hay 150 juicios en proceso.

En ese contexto, ayer 29 de junio, la SCJN concedió una suspensión momentánea a la Comisión Federal de Competencia Económica, respecto de la aplicación de la política de la dependencia que encabeza Rocío Nahle y que ha sido apoyada por el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que dirige Manuel Bartlett Díaz.

La Comisión antimonopolios, presidida por Alejandra Palacios presentó el pasado lunes 22 de junio una controversia constitucional en contra de la política de confiabilidad que desde el punto de vista de la Secretaría de Energía, se requiere para eliminar la intermitencia de las energías limpias en la coyuntura del Covid-19 que ha provocado una caída en la demanda de electricidad.

Según Cofece, la política de confiabilidad de Sener es contraria a los artículos 16, 28 y 133 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y afecta de manera grave la estructura económica del sector de electricidad porque elimina las condiciones de competencia y eficiencia y favorece a ciertos participantes del sector.

La Corte se ha convertido en el “rayito de esperanza”  por su independencia del Ejecutivo Federal, para los agentes económicos y políticos, frente al creciente poder político presidencial.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.