Desde el 2011, el estado de California en Estados Unidos vive una de las sequías extremas, alcanzando actualmente niveles catastróficos y afectando a 37 de los 39 millones de habitantes

Esta situación ha obligado a los californianos a replantear el modo de producir y sobre todo qué productos requerirán menos cantidad de agua, que cada día es más escasa, ya que a la fecha las reservas de agua en la entidad se encuentran a 25 por ciento.

La falta de disponibilidad de agua ha ocasionado que más de 60% de la superficie del estado esté con sequía severa y 41% con sequía excepcional. Esta situación de sequía ha venido ocurriendo en los últimos cuatro años con más o menos continuidad, aunque nunca había llegado a ser tan grave como la de este año, en el que prácticamente no ha llovido nada. Un ejemplo de esto es la cadena montañosa de Sierra Nevada, en la que nace el sistema fluvial más importante del estado y donde sólo ha nevado de 20 a 25% de lo que debería de haber nevado. Cabe señalar que esta cuenca abastece a más de 25 millones de personas.

El consumo de agua en las zonas urbanas representa 20% del uso de este vital liquido, mientras que 80% se destina por su importancia a la industria agrícola del Estado, que hoy por hoy es la entidad productora de agroalimentos más importante en Estados Unidos. Para mitigar esta sequía, el sector agrícola está extrayendo el líquido de pozos subterráneos para sus cultivos. El año pasado se bombeó tanta agua subterránea que provocó el agotamiento de más de 1,000 pozos residenciales, que dejaron sin agua corriente a miles de residencias en el Valle Central. De continuar esta sequía, se estima que la pérdida económica será del orden de los 3,500 millones de dólares, así como de 17,000 empleos temporales para el 2015.

Algunos de los hitos más notables en la producción agropecuaria del estado son:

  • California es el estado con mayor producción agrícola durante los últimos 50 años, y en gran parte se debe a la diversificación y perfeccionamiento de métodos de producción logrados a través de investigaciones científicas. La agricultura produce ingresos anuales superiores a 40,000 millones de dólares por venta de productos y empleos en industrias derivadas.
  • Más de una cuarta parte (25.4 millones de acres) de los terrenos en California está dedicada a la agricultura. El estado tiene alrededor de 88,000 granjas y más de 60,000 millones de dólares en la economía del estado.
  • En las granjas y campos de cultivo se emplea a unos 3.2 millones de trabajadores agrícolas; 80% de ellos son inmigrantes, primordialmente latinoamericanos. Alrededor de 11% de los administradores de granjas son hispanos.
  • De los dueños y administradores de granjas, 18% son mujeres, cifra que continúa en aumento.
  • California produce más leche que cualquier otro estado. Con cerca de 1,800 lecherías y casi 1.8 millones de vacas, la industria láctea es el rubro principal del estado y genera el mayor número de empleos en industrias derivadas. Esta industria genera 443,000 empleos.

*Miguel Gerardo Ochoa Neira es subdirector de Análisis del Sector en FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]