Ayer, en la mañanera, México escaló el conflicto diplomático con Bolivia, conflicto en el cual ni siquiera los que apoyamos al gobierno mexicano tenemos claro cuál es el objetivo de lo que ya es confrontación.

Alega la cancillería mexicana que Bolivia acosa a la embajada con vigilancia excesiva de policías y patrullas, así como agentes de civiles, pero ellos dicen que son medidas de protección de sedes y diplomáticos mexicano.

El tiempo dirá cuál es el límite del litigio internacional en que se ha metido México, pero sobre todo nos permitirá saber los objetivos que, salvo el respeto al derecho de asilo, no los ha dejado claros el gobierno de México.

PAN: la misma piedra, oootra vez

Por lo visto a los anayistas no les bastó llevar al PAN perder la elección presidencial por alejar a su voto tradicional al aliarse con sus adversarios históricos desde la transición democrática.

Perdieron la elección y, tal parece que también perdieron la brújula pues para las elecciones de 2021 anuncian que convocarán a “candidatos externos”, o sea que no sean panistas.

Ni siquiera entienden que, si para 2021 no conservan el voto de sus militantes y simpatizantes y atraen a los adversarios de Morena, van a correr el riesgo no de una derrota electoral, sino de empezar a difuminarse. Dios ciega a quienes quiere perder.

Tierra de nadie, mercados de CDMX

Los mercados de CDMX están bajo jurisdicción de los gobiernos de las alcaldías respectivas, antes delegaciones, pero tal parece que una cosa es la jurisdicción y otra distinta asumir la responsabilidad de esos centros de comercio popular.

Todos los años se asigna presupuesto para mantenimiento de los mercados, pero cada alcaldía gasta sólo lo suficiente para satisfacer los intereses de los locatarios, sin asumir la responsabilidad de la seguridad física de los recintos de comercio.

Los recientes incendios muestran no sólo la incuria de muchos locatarios, también la irresponsabilidad de los alcaldes y la tolerancia del gobierno de CDMX. No importa, el dinero de los contribuyentes da para eso y más.

NOTAS EN REMOLINO

Los déficits de las universidades públicas no los resarcen ni los gobiernos estatales ni la Federación, sólo son paliados con temporales apoyos. Quizá esa es la razón por la que algunos rectores ven son cierta simpatía la propuesta que desde Palacio les hicieron para “cultura de la paz”, whatever that means… El próximo e inminente enero de 2020, confía la Secretaría de Economía, el gobierno estadounidense ratificará el acuerdo azucarero que impedirá se cobren aranceles a las exportaciones mexicanas… Informas que declararon desiertas el 36 por ciento de las licitaciones por medicamentos, equipo y material de curación para el sector salud. ¿Qué significa eso? Lo sabremos dentro de pocos meses… Ya quedó claro que en el gobierno federal lo de la descentralización marcha, como solía escribir Bernal Díaz del Castillo, sin orden ni concierto, sin rumbo, pues… A los compañeros y lectores de EL ECONOMISTA les deseo un Feliz Año Nuevo y para 2020 les envío el saludo Vulcano: larga vida y prosperidad. Nos leemos el próximo 6 de enero…

José Fonseca

Periodista Político

Café Político