A contra corriente de lo que ocurre en el mundo e incluso en México, con la modernización y conversión de la banca tradicional a la banca digital, el gobierno de la 4T avanza en su intención de consolidar al Banco del Bienestar como un poderoso brazo financiero alternativo, mediante la construcción de 2,700 sucursales, con una inversión de alrededor de 10,000 millones de pesos.

El tamaño de la red de sucursales que se proyecta para el Banco del Bienestar es equivalente en magnitud a la red de sucursales que tiene hoy toda la banca privada, de acuerdo con el dirigente de la Asociación de Bancos de México, Luis Niño de Rivera.

A nivel internacional, incluso en países como Sudáfrica o la India, avanza aceleradamente la digitalización de la banca y, en México, las más importantes instituciones de crédito se han achicado en sus plantillas de personal, precisamente porque se están enfocando en las operaciones electrónicas.

En ese contexto, y sobre la base de la “falta de compromiso social” de la banca privada, el presidente Andrés Manuel López Obrador, a partir del rebautizado Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi), el Banco del Bienestar, encabezado por Rabindranath Salazar Solorio —creado por decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación, del pasado 19 de julio del 2019—, tiene como objetivo que en el 2024 más de 20 millones de mexicanos que viven en condiciones de marginalidad tengan acceso a los recursos de programas sociales, además de atender las necesidades de grupos específicos: migrantes y remesas, mujeres, indígenas, jóvenes y niños.

El volumen de recursos que dispersará el Banco del Bienestar es multimillonario.

Incluye los recursos de los programas gubernamentales: Beca de Educación Básica, Beca de Educación Media Superior, Beca de Educación Superior (Jóvenes Construyendo el Futuro), Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores, Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad, Sembrando Vida, Reconstrucción para la Vivienda, Programa Nacional de Reconstrucción y Programa de Mejoramiento Urbano.

Con independencia de que la poderosa banca privada nacional, con la presión del cambio de gobierno, finalmente se puso de acuerdo para poner en marcha el Cobro Digital (CoDi), para mediante una plataforma única del Banxico hacer realidad el cobro y pago de operaciones micro a través de los teléfonos inteligentes.

El banco de desarrollo que está por irrumpir contará incluso con su propio esquema de traslado y custodia de valores, como lo anunció en días pasados el jefe del Ejecutivo.

Durante el año en curso se construirán 1,350 nuevas sucursales del Banco del Bienestar en todo el país y 1,350 más durante el 2021. De acuerdo con información oficial, este año la SHCP dotó al Banco con 5,000 millones de pesos para la construcción de estas nuevas sucursales.

La Defensa Nacional iniciará esta semana la construcción en 30 localidades en los estados de Chiapas, Coahuila, Chihuahua, Guerrero, Durango, Hidalgo, Estado de México, Puebla, Michoacán, Tamaulipas, Tlaxcala y Veracruz.

Las primeras dos sucursales que comenzaron a construirse llevan un avance de 8%, y se encuentran en los municipios de Temamatla, Edomex, y en Oriental, Puebla.

Las ubicaciones de las próximas sucursales se están decidiendo mediante el cruce de los siguientes datos: 1.- puntos actuales de entrega de recursos en efectivo; 2.- número de beneficiarios de programas sociales, y 3.- localidades donde no hay infraestructura financiera

La expansión del Banco del Bienestar se ha venido trabajando coordinadamente con la SHCP, Sedena, el Indaabin, la Secretaría del Bienestar y gobiernos estatales y municipales.

Hasta ahora el Banco del Bienestar ha firmado convenios con organismos internacionales: 1.- con Mastercard para la emisión de más de 10 millones de tarjetas bancarias, con chip sin costo para el banco, y 2.- con la Fundación Alemana de Cajas de Ahorro para la Cooperación Internacional para impulsar la inclusión financiera en México.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.