Entre los interesados en comprar Afore Bancomer ya se anotaron Profuturo, MetLife y Prudential, además de Afore XXI Banorte.

O sea que ya son cuatro los pretendientes de la Afore Bancomer, cuyo valor ronda los 1,200 millones de dólares.

Entre los postores hay diferencias importantes. Tal vez la más importante es que Afore XXI Banorte sí rebasaría el límite de 20% de participación de mercado, si es que la Consar le permite concretar la operación.

La Afore Bancomer se ha convertido en la chica más bonita del barrio, tras de la cual andan varios pretendientes.

Por sus activos, la Afore Bancomer es la número seis, pero por sus cuentas, es la número dos.

Consar podría exentar ?el límite de 20%

La Consar, que preside Pedro Ordorica, puede permitir que se exceda tal límite siempre y cuando beneficie a los trabajadores.

No sería una decisión discrecional. El artículo 26 de la Ley del Ahorro para el Retiro prevé que, previa opinión del Comité Consultivo de Vigilancia, puede exentar de tal límite a Afore XXI Banorte si conviene a los trabajadores.

Por el número de cuentas, el regulador, es decir la Consar, no prejuzga sobre las posibilidades de los compradores.

Simple y sencillamente refiere lo que dice la ley y en su momento analizará las propuestas de transacción que planteen los potenciales compradores.

Pretendientes y los tiempos

Para el caso de Profuturo, MetLife y Prudential, ninguna rebasaría el tope establecido en la ley.

El principal problema que tendrá que superar Afore XXI Banorte son los tiempos.

Los tiempos de compra y de venta.

¿Por qué? Pues simple y sencillamente porque la matriz española de BBVA tiene sus tiempos. Las dificultades por las que atraviesan en Europa hacen que las instituciones financieras de ese continente, en particular las de España, tengan necesidades crecientes de capital. En consecuencia, BBVA no puede tener más que urgencia.

Banorte, mediano plazo

Para Afore XXI Banorte, tal urgencia va en su contra. ¿Por qué? Porque XXI Banorte es una afore en la que están aliados el Instituto Mexicano del Seguro Social, que dirige Daniel Karam, y Banorte, que preside Guillermo Ortiz Martínez, exgobernador del Banco de México y exsecretario de Hacienda.

Para que pudiera concretarse la transacción en el corto plazo, Afore XXI Banorte tendría que considerar que requiere de la aprobación de la operación misma de las autoridades tripartitas de la institución, entre las que se encuentra el gobierno federal. Si el precio de Afore Bancomer ronda los 1,200 millones de dólares, en consecuencia, el IMSS tendría que aportar alrededor de 600 millones de dólares para ir a partes iguales en la compra con su socio Banorte en la adquisición de la Afore Bancomer.

En el IMSS cuentan con los recursos superavitarios de uno de los cinco seguros que opera.

En caso de que contara con la totalidad de los recursos que necesita para participar en la operación de compra-venta, tendría que pedir autorización al gobierno saliente o, en su caso, al gobierno entrante.

La verdad es que en el tránsito de una administración a otra, con un partido en el gobierno saliente y otro en el gobierno entrante, se ve cuesta arriba que pudiera contarse con la celeridad del caso para la toma de decisiones.

A Banorte le convendría el mediano plazo, para dar tiempo a la transición.

MetLife y Prudential, ?corto plazo

Por cuanto al resto de los contendientes, los expertos en el tema aseguran que una decisión tomada bajo la premisa de la urgencia por parte de Afore Bancomer o, mejor dicho, de su matriz BBVA pondría en el primer plano de las posibilidades a MetLife y Prudential.

Y en el caso de que la venta de Afore Bancomer tuviera que realizarse como parte de un paquete de activos en Latinoamérica, la que llevaría ventaja sería Profuturo.

Ahora bien, ¿por qué se está registrando la consolidación entre las afores?

Dicen los conocedores que se registra un proceso de fusión entre afores porque es un negocio en el que no hay lugar para los débiles.

Es un negocio para el que se necesita gran tamaño en la medida en que se ha venido registrando un descenso en el monto que cobran por comisiones las afores.

En virtud de ese cambio, las pequeñas que no tienen las cuentas suficientes no pueden sobrevivir y mantenerse en el mercado.

Del 2007 a la fecha, según cifras oficiales, las comisiones que cobran las afores han bajado 67% y seguirán bajando.

A 15 años de que inició el sistema de pensiones individualizado, las afores acumulan una bolsa de 1,809 millones de pesos, equivalentes a 12 puntos porcentuales del PIB.

CUENTOS VERAS

Como le adelanté en este espacio, la Cofemer emitió el dictamen final del anteproyecto de Reglamento de la Ley de Asociaciones Público-Privadas. La Consejería Jurídica de la Presidencia de la República puede continuar con el proceso para su publicación. Las APPs son, sin lugar a dudas, un instrumento que detonará las inversiones extranjeras directas a México.

Twitter: @marco_mares

marcomares@eleconomista.com.mx