Si bien el concepto de Responsabilidad Social Empresarial hoy en día es generalmente conocido y utilizado como parte de la terminología del mundo de los negocios, en los últimos años se ha visto el surgimiento del acrónimo ASG, que responde a criterios ambientales, sociales y de gobernanza, y que comúnmente también es referido con sus siglas en inglés como ESG (environmental, social & governance).

De manera particular, el término ASG es cada vez más adoptado por el sector financiero, enfocándose en la transversalización a sus operaciones mediante la incorporación de principios ambientales, sociales y de gobierno corporativo a sus procesos, productos o servicios, llevando así los temas de sostenibilidad a su core business.

Es así como podemos encontrar iniciativas, como el surgimiento y evolución de los índices de inversión sustentable en las bolsas de valores, los fondos de inversión socialmente responsables, el análisis de riesgos con base en criterios ASG, las hipotecas o créditos verdes, los bonos sustentables, etc. 

El crecimiento de este tema se debe al compromiso que el sector financiero ha ido adquiriendo por avanzar hacia la sostenibilidad, pero también y en gran medida, al cada vez mayor interés que estos temas ASG han despertado en los inversionistas, administradores de fondos, autoridades y/o reguladores, así como a la promoción e impulso que le han dado organismos internacionales y multilaterales.

Es así como podemos observar diversos esfuerzos, por ejemplo en el sector bancario con el lanzamiento de los Principios de Banca Responsable por parte de la Iniciativa Financiera del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP-FI, por sus siglas en inglés), después de haber desarrollado una iniciativa similar para el sector asegurador con los Principios de Aseguramiento Sostenible. En el primer caso, a la fecha hay 132 bancos en todo el mundo que los han suscrito (8 en nuestro país), y en el segundo, se han sumado 91 aseguradoras (2 de ellas en México).

Por otro lado, también existe la Iniciativa de Bolsas de Valores Sostenibles, con 100 miembros a nivel internacional entre los que se encuentran ambas bolsas de valores de nuestro país. Por parte de los bancos multilaterales de desarrollo y el Fondo Monetario Internacional presentaron recientemente un informe sobre el financiamiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible con los esfuerzos individuales y colectivos que estas instituciones están realizando a nivel mundial.

Desde luego estos esfuerzos no sólo impactan al sector financiero, sino que trascienden al resto de industrias y sectores económicos, por el papel e importancia que éste juega en la economía real al ofrecer este tipo de productos o servicios sustentables al mercado, y la evaluación de sus clientes, proyectos, emisoras, organizaciones, etc. con base en criterios no financieros, como los temas ASG, impulsando a otras empresas en general a hacer pública su información sobre responsabilidad social o sostenibilidad.

*Jorge Reyes Iturbide es director del Centro IDEARSE para la Responsabilidad y Sustentabilidad de la Empresa de la Universidad Anáhuac México.

idearse@anahuac.mx

Twitter: @J_ReyesIturbide y @Centro_IDEARSE