Paco Ignacio Taibo II fue claro en su mensaje: si te quieren chantajear, exprópialos, chinguen a su madre: expropia sus empresas.  Las palabras de Taibo II están cargadas de fuerza y significado. Se trata de un personaje importante en la izquierda mexicana y, en Morena, es todo un intelectual orgánico. Sus palabras son música para los oídos de algunos simpatizantes de Morena, pero siembran terror entre los empresarios de México, no sólo entre los más poderosos. Por esto, llama la atención que el deslinde de López Obrador haya sido tan parco.

Desde Cárdenas, Tabasco, el candidato de Morena dijo: “En el movimiento se respeta a todos. Hay una postura clara de que vamos a revisar los contratos, uno a uno para que no sean leoninos, como los de Odebrecht, que estén manchados de corrupción. El procedimiento es legal. No vamos a expropiar bienes”.

Eso fue todo: 44 palabras y cambió de tema. Prefirió enfocar sus baterías a sembrar sospechosismo sobre la serie dedicada al populismo. Para bien y para mal, muchos no hicimos zapping: nos quedamos ávidos de saber qué significa la charla de Taibo II en el círculo de estudios del Liceo Hidalgo.

No bastan esas 44 palabras para contrarrestar el efecto que dejaron las palabras de Paco Ignacio Taibo II. No bastan porque el contenido de la charla de Taibo II le da la razón a quienes desconfían del proyecto de López Obrador. El escritor proyectó un escenario después de un hipotético triunfo de López Obrador. Un día después, habría una reunión entre el presidente electo y los hombres y mujeres más ricos de México. En ella, habría presiones hacia AMLO. Frente a estas presiones “ Sólo nos queda la vía cardenista: el edicto presidencial y la movilización social...si ese mismo día, a esa misma hora no estamos dos o tres millones de mexicanos en la calle diciendo: si te quieren chantajear exprópialos...”.

¿Cuál es la posición de Andrés Manuel López Obrador frente a la libertad de expresión y el papel de las empresas en la economía? La controversia que reabren las palabras de Taibo II es una buena oportunidad para que el candidato presidencial que encabeza las encuestas haga una descripción más precisa de su proyecto económico. No basta con aclaraciones y deslindes de Marcelo Ebrard, Tatiana Clouthier, Mario Delgado y Gerado Esquivel. Todos ellos son destacados representantes del equipo de AMLO, pero hay explicaciones que no se pueden delegar.

—Una última pregunta: ¿Es Taibo II el Stephen Bannon de López Obrador?

Luis Miguel González

Director General Editorial de El Economista

Caja Fuerte

Licenciado en Economía por la Universidad de Guadalajara. Estudió el Master de Periodismo en El País, en la Universidad Autónoma de Madrid en 1994, y una especialización en periodismo económico en la Universidad de Columbia en Nueva York. Ha sido reportero, editor de negocios y director editorial del diario PÚBLICO de Guadalajara, y ha trabajado en los periódicos Siglo 21 y Milenio.

Se ha especializado en periodismo económico y en periodismo de investigación, y ha realizado estancias profesionales en Cinco Días de Madrid y San Antonio Express News, de San Antonio, Texas.