El Promedio Industrial Dow Jones cayó más de 800 puntos en los primeros minutos de operaciones este lunes ya que los inversores migraron hacia activos de menor riesgo, ante un aumento en los casos del nuevo coronavirus fuera de China que desató temores de un impacto sobre el crecimiento mundial.

El índice referencial S&P 500 cayó por debajo su promedio de 50 días hábiles, mientras que el Dow perforó el promedio móvil de 100 días.

El Dow Jones bajó 589.48 puntos, o un 2.03%, para colocar su nivel en los 28,402.93 enteros en la apertura.

El S&P 500 abrió con un descenso de 80.14 puntos, o un 2.40%, a 3,257.61 unidades, mientras que el Nasdaq Composite descendió 388.15 puntos, o un 4.05%, a 9,188.44 unidades. 

Wall Street ya había cerrado en rojo el viernes, afectado por la incertidumbre que persiste alrededor de la epidemia y los indicadores decepcionantes sobre la economía estadounidense. Durante la semana pasada, el Dow Jones había perdido 1.4% y el Nasdaq, 1.6 por ciento.

Por su parte el bono estadounidense a diez años caía 1.369%, frente a 1.471% del viernes, una señal del interés de los inversores por los activos considerados más seguros.

Una caída de las tasas en el mercado de los bonos refleja un alza de sus precios y, por tanto, una subida de la demanda. Algunos observadores se mostraban preocupados al ver como la tasa de los bonos a diez años quedaba por debajo de los bonos a dos años, que también cayeron mucho.

Ese fenómeno, conocido como "la inversión de la curva de las tasas de interés", se ve como un indicador de una posible recesión.

El oro, considerado como un valor refugio, ganaba por su parte cerca de 2%, alcanzando su máximo desde 2013: 1,675.74 dólares por onza.

Las organizaciones internacionales temen el alza del número de casos de nuevo coronavirus fuera de China, especialmente en Corea del Sur, Irán e Italia, donde se registraron cinco muertos y 165 casos de contagio.

erp