Wall Street terminó a la baja esta semana por la persistente preocupación sobre los efectos económicos del coronavirus y algunos indicadores mediocres en manufactura y servicios en Estados Unidos.

El principal índice de Wall Street, el Dow Jones Industrial Average, perdió 1.4% en la semana para terminar en 28,992.41 unidades.

El tecnológico Nasdaq en tanto cedió 1.6% a 9,576.59 unidades, y el S&P 500, que representa a las 500 mayores empresas en bolsa, perdió 1.3% a 3,337.75 puntos en una semana acortada por feriado el lunes.

Los inversores atraviesan un momento de incertidumbre porque no logran evaluar el impacto del coronavirus sobre las ganancias de las empresas, explicó Shawn Cruz, de TD Ameritrade.

El mercado "debe prepararse a cierto shock cuando se publiquen los resultados" del primer trimetre, estimó.

Para los gobiernos y especialistas, todavía es una incógnita el impacto que el nuevo coronavirus tendrá en la economía mundial.

El FMI considera probable que la epidemia solo tenga un efecto a corto plazo, con una fuerte disminución del PIB de China seguida de una rápida recuperación.

El virus ha dejado más de 2,200 muertos y ha contagiado a unas 75,000 personas en China. Fuera de China, hay 1,100 contagiados y cinco muertos en una treintena de países.