Las desarrolladoras de vivienda Homex, Urbi y Geo estuvieron en el ojo del huracán del mercado bursátil el viernes, tras la noticia de que la constructora Homex fuera sancionada en Estados Unidos por el Comité de Valores y Bolsa (SEC, por su sigla en inglés) por reportar ventas falsas para aumentar sus ingresos.

En conjunto, la caída del valor de capitalización de las empresas vivienderas en la Bolsa Mexicana de Valores el viernes resultó de 119.86 millones de pesos.

La constructora de vivienda Homex registró un desplome en su valor de capitalización de 57.99 millones de pesos, para llegar a 349.80 millones de pesos en las operaciones del viernes pasado, observándose también una caída en el precio de su acción de 14.61%, al pasar de 0.89 a 0.76 pesos en el mismo lapso.

La desarrolladora de vivienda Urbi también fue arrastrada por el fraude de Homex, toda vez que reportó una contracción de 83.70 millones de pesos en valor de mercado, para ubicarse en 550.26 millones de pesos, acompañada con un ajuste a la baja de sus títulos de 13.20 por ciento.

Geo se agregó a las empresas afectadas, pues el viernes registró una caída, aunque fue menos intensa al presentar una pérdida en su valor de capitalización de 16.85 millones de pesos, para llegar a una cifra de 766.79 millones de pesos, mientras sus títulos presentaron un ajuste a la baja de 2.2 por ciento.

Pérdida de confianza

Los inversionistas comenzaron a castigar a las acciones de las vivienderas previo a los reportes trimestrales (21 de febrero), pues desde esa fecha al cierre de las operaciones del viernes pasado, acumulan las tres empresas una pérdida en valor de mercado de alrededor de 1,099 millones de pesos.

Sare fue la única emisora que no fue afectada por el escándalo de Homex, luego de que sus acciones mostrarán un aumento de 6.41% en las negociaciones del viernes, al pasar de un precio de 0.114 a 0.121 pesos, observándose un incremento en su valor de capitalización de 38.68 millones de pesos.

El director de Análisis Bursátil de MetAnálisis, Gerardo Copca, comentó que el escándalo del fraude de la viviendera Homex viene a empeorar la situación del sector, ya que con esta noticia podría presentar mayores ajustes a la baja.

Explicó que en el corto plazo, las empresas constructoras de vivienda tendrán un panorama complicado , pues con esto los inversionistas tendrán dudas sobre los negocios que está haciendo las vivienderas y, con ello, tardarán algún tiempo para recobrar nuevamente la confianza del público inversionista.

El experto agregó que espera que con la situación de desarrolladora de vivienda Homex no se vaya ninguna empresa en concurso mercantil, debido a la desconfianza del mercado en torno a los negocios turbios que pudieran tener las vivienderas.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx