Madrid.- El beneficio atribuido del Banco Santander en México en 2013 fue de 713 millones de euros, 29% menos que lo obtenido en 2012, debido a las dotaciones por insolvencias relacionadas con las empresas de vivienda en el país.

En la presentación de resultados del Grupo Santander del 2013, el consejero delegado, Javier Marín Romano, dijo que se prevé una mejora de la actividad en segmentos como pequeñas y medianas empresas en México en 2014, país para el que se prevé un crecimiento económico de 3.0 por ciento.

Los resultados en México contrastan con los 1,006 millones de euros obtenidos como beneficio atribuido en 2012.

En 2013, el banco realizó en México dotaciones por insolvencias por 801 millones de euros, que es un aumento de 72% sobre 2012, debido a la situación de las empresas "vivienderas".

Marín recordó que los costos en México en 2013 aumentaron 10% por su plan de expansión que incluye la apertura de 200 nuevas sucursales entre el pasado y presente año.

Consideró que los datos muestran que poco a poco el Santander se encamina para ser el segundo banco del país, con crecimiento en cuotas de pequeñas y medianas empresas (Pymes), hipotecas, seguros y depósitos.

La actividad crediticia aumentó en México en 2013 un 12%, mientras que los depósitos lo hicieron un cuatro por ciento.

En términos generales, el Grupo Santander obtuvo en 2013 un beneficio atribuido de 4,370 millones de euros (unos 5,900 millones de dólares), 90.5% más que el año 2012, y México aportó 10% del total.

mac