La inmobiliaria Vinte dio a conocer que colocó con éxito un total de 500 millones de pesos en deuda de largo plazo en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), mediante dos emisiones de certificados bursátiles con plazos de cinco y 10 años.

Expuso en un comunicado que con un objetivo original de colocación de 300 millones de pesos, se obtuvo una sobredemanda de 2.15 veces, lo que le permitió colocar 315 millones de pesos a cinco años y 185 millones de pesos a 10 años.

Precisó que la totalidad de los recursos obtenidos serán destinados al refinanciamiento de pasivos, con lo cual se amplía la maduración promedio y líneas disponibles, y reduce costos de financiamiento.

Con estas dos emisiones de deuda logramos continuidad en el enfoque de largo plazo de la compañía, reducir costos de financiamiento, así como ampliar la gama de inversionistas que confían en Vinte y en su modelo de negocio diversificado , destacó el director de Finanzas de la firma, Domingo Valdés. Los Certificados Bursátiles fueron emitidos con las claves de cotización Vinte17 y Vinte17-2, tienen un plazo de cinco y 10 años, respectivamente.

Fueron calificados con A+ por parte de HR Ratings y Verum. HR Ratings recientemente mejoró la calificación de Vinte a raíz de un incremento de más de 40% en su capital contable, resultado de la oferta pública inicial de la compañía con clave de cotización Vinte. Vinte ha desarrollado más de 26,000 viviendas en cinco estados, principalmente en el centro del país.