De enero a marzo, Banco del Bajío obtuvo una utilidad neta consolidada del primer trimestre del 2018 superior a los 1,156 millones de pesos, cifra 43.4% superior respecto igual lapso de 2017.

Además informó que el Retorno sobre Capital (ROE) de los primeros tres meses del año promedió 18.69%, lo cual significó un incremento de 61 puntos base en comparación del mismo trimestre del año pasado cuando este indicador se ubicó en 18.08 por ciento.

En un comunicado, enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), puntualizó que con lo anterior, al cierre de marzo, la institución logró un ROE de 12 meses de 19.30%, es decir el nivel más alto en la historia de la institución bancaria.

Las ganancias trimestrales fueron impulsadas por los ingresos y el manejo del gasto, que dieron como resultado un índice de eficiencia del 44.7% al tercer mes del año en curso, promedio que implicó una mejora de 461 puntos base respecto al del mismo mes del 2017, añadió.

Los beneficios netos tuvieron relación a la mayor demanda del negocio de crédito ya que la cartera comercial principalmente concentrada en financiamiento empresarial y de pequeñas y medianas empresas (Pyme), alcanzó los 127,717 millones de pesos al mes de marzo precedente, monto que representó un alza anual-trimestral de 15.4 por ciento.

Al interior de la cartera comercial, el financiamiento a pymes registró un crecimiento anual del 25.3%, mientras que los préstamos empresariales se elevaron a un ritmo de 10.7 por ciento.

Por su parte, además del mayor desempeño del negocio crediticio, la institución  precisó que la captación tradicional subió 17.3% en términos anuales al terminar el primer trimestre del presente año, alza con la cual los depósitos alcanzaron los 117,633 millones de pesos.

No obstante, el mayor otorgamiento de crédito, la institución mantuvo una aceptable calidad de los activos pues el Índice de Morosidad (IMOR) se ubicó al concluir el primer periodo trimestral del año en 0.93 por ciento.