La cadena de jugueterías más grande de Estados Unidos, Toys “R” Us, podría esta misma semana cerrar operaciones en dicho mercado y las consecuencias serían catastróficas para la industria juguetera, según un análisis de Jefferies.

Y es que, mientras que Toys “R” Us representó entre 15 y 20% de las ventas totales de juguetes en EU el año pasado, no necesariamente ese porcentaje se iría a otros minoristas. En cambio, entre 10 y 15% de las ventas de juguetes en el mercado estadounidense desaparecería.

Jefferies estimó que entre 85 y 90% del volumen de Toys “R” Us en la segunda mitad del 2018 sería redistribuida.

En este sentido, los productos serían vendidos a través de las distintas plataformas de comercio electrónico, como Amazon o bien con minoristas como Target y Walmart o en cadenas de farmacias.

golpe a jugueteras

La cadena de televisión CNBC indicó que una pésima época de fin de año tiró por la borda la recuperación de Toys “R” Us, en cambio, aceleró sus planes de cerrar sus tiendas.

Las grandes compañías como Hasbro y Mattel ya comenzaron a resentir la quiebra de Toys “R” Us.

El viernes, las acciones de Hasbro cayeron 2.06%, a 91.46 dólares en el índice NASDAQ Compuesto. Por su parte las de Mattel perdieron hasta 7.11%, a 14.84 dólares por unidad, también en NASDAQ.

Otras cadenas más pequeñas también sufrieron. Jakks Pacific también cayó 5%, mientras que la canadiense Spin Master, también bajó 3.92% en la Bolsa de Toronto. (Con información de agencias)


valores@eleconomista.mx