A poco más de un año de haber debutado en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), los títulos de la desarrolladora inmobiliaria Gicsa se han depreciado 23%, para cotizar a un precio de 13.15 pesos cada uno, desde 17 pesos de su Oferta Pública Inicial (OPI).

El consenso de analistas que dan cobertura a la emisora recomienda Compra para las acciones, con un precio objetivo de 17.60 para este año. El rendimiento esperado es de 34 por ciento.

En el año, sus títulos han retrocedido 18.68 por ciento.

Finalizaron la sesión con un ligero avance de 1.47%, a 13.15 pesos por papel.

Creemos que la inversión en Gicsa es recomendable bajo un horizonte patrimonial, debido a que estimamos que la generación significativa de flujo de efectivo proveniente de los nuevos proyectos a realizarse en los próximos meses tendrá lugar entre el 2017 y el 2018 , expuso Marco Montañez, analista de Vector Casa de Bolsa.

Debido a la estrecha relación del desempeño de la industria con el ciclo económico, agregó, así como al alto apalancamiento que históricamente ha mostrado la industria, consideramos que la inversión en la desarrolladora es adecuada para perfiles de inversión de alta tolerancia al riesgo.

Futuro prometedor

En los próximos dos años, la desarrolladora inmobiliaria planea invertir 30,930 millones de pesos para desarrollar 15 proyectos. Con éstos agregará aproximadamente 903,013 metros cuadrados de área rentable a su portafolio, según muestra una presentación a inversionistas.

En un periodo de tres años aproximadamente, la empresa estaría más que duplicando su área arrendable actual, así como la generación de flujo operativo (EBITDA), estimó Marco Montañez.

Del pipeline total, siete abrirían en este año, otros siete para el 2017 y uno en el 2018. De éstos, 48.8% son proyectos de usos mixtos; 44.6% comercial y 6.6% de tipo industrial. La mayoría se ubica en la Ciudad de México, así como en otros cinco estados del país, entre ellos Estado de México, Quintana Roo y Yucatán.

Con base en las proyecciones de apertura de nuevos inmuebles (...) estimamos un crecimiento en el Área Bruta Rentable (ABR) de aproximadamente 140% hacia el 2019 (...) Mientras que el espacio del cual Gicsa sería propietaria se espera que crezca a 1 millón de metros cuadrados , indicó Valentín Mendoza, analista de Banorte-Ixe Casa de Bolsa.

La expansión del ABR concluiría en el último trimestre del 2018, por lo que a partir del 2019, añadió, la compañía entraría en un periodo de estabilización para los proyectos recientemente construidos, en donde eventualmente se podrían observar expansiones en márgenes.

Gicsa tiene un portafolio de 13 desarrollos propios en operación ubicados en seis estados del país. El área rentable es de 618,641 metros cuadrados, con una ocupación promedio de 90.5 por ciento.

Pospone emisión de deuda

En diciembre del año pasado, la emisora incursionó al mercado de deuda, al emitir bonos por 3,000 millones de pesos, correspondientes a un programa autorizado por 6,000 millones de pesos.

El 25 de abril pasado planeaba realizar una segunda emisión de certificados bursátiles bajo el amparo de este programa; no obstante, debido a la volatilidad en los mercados, solicitó a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) autorización para posponer la operación 90 días hábiles, contados a partir del 18 de mayo de este año. En atención a las circunstancias actuales en el sector financiero, a las condiciones imperantes en la economía nacional, aunado a un escenario económico poco previsible a nivel internacional y a la volatilidad en los mercados, (continuamos analizando) los tiempos y cambios que sean requeridos en la solicitud , justificó Gicsa. a emisora destinó los recursos de su OPI (6,607 millones de pesos) a financiar los proyectos actualmente en desarrollo, así como al pago de pasivos.

Para el analista de Banorte-Ixe, Gicsa seguirá aprovechando oportunidades para selectivamente desinvertir en algún desarrollo de su portafolio, cuando las condiciones de negocio sean óptimas.

[email protected]