En la semana que recién concluyó la moneda mexicana se apreció 0.97%, a 19.1350 pesos por billete verde, además de hilar ocho sesiones apreciándose; este ajuste correctivo puede continuar en el corto plazo, de acuerdo con analistas.

“En el muy corto plazo y en tanto se mantenga por debajo de 19.40 pesos, es factible que el ajuste pudiera extenderse aún más”, dijo Juan Caudillo, analista técnico de Monex.

Éste podría ser un buen momento para comprar coberturas, considera el especialista, “recomendamos volver a posicionarse largos en dólares y realizar coberturas cambiarias”, señaló Caudillo.

El estratega ve poco probable que la moneda estadounidense regrese a niveles de alrededor de 18 pesos por dólar. Desde su perspectiva, el billete verde se estaría vendiendo entre 19.15 y un mínimo de 19 pesos por dólar.

La última vez que la divisa estadounidense estuvo por debajo de este nivel fue el 18 de julio de este año, cuando cerró la jornada en 18.9645 pesos por unidad, desde donde voló hasta su máximo el 2 de septiembre, cuando se intercambió en 20.1435 pesos.

El analista reiteró que el potencial de apreciación se encontraría limitado a  19 pesos por billete verde, pues dicho nivel coincide con la línea de soporte que une los mínimos del 2017 y el 2018.

Regresa el optimismo

Una mayor probabilidad de que la Reserva Federal recorte su tasa de interés el 30 de octubre, el optimismo relacionado con la fase uno del entendimiento comercial entre China y Estados Unidos y un panorama positivo respecto al Brexit son los factores que en la última semana facilitaron la apreciación del peso, dijo Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Banco Base.

“La probabilidad implícita de un recorte a la tasa subió de 70 a 86% en la semana, tras la publicación de varios indicadores económicos en Estados Unidos, que apuntan a una desaceleración económica durante septiembre y hacia el cierre del año”, manifestó Siller.

Una tasa más baja en Estados Unidos aumenta el atractivo de rendimiento en México, que tiene una tasa de 7.75%, lo que incrementa la demanda de pesos y disminuye la de dólares.

[email protected]