Procter & Gamble, el mayor fabricante mundial de artículos para el hogar, reportó el viernes una ganancia trimestral más baja, ya que fue afectado por fluctuaciones cambiarias desfavorables y por un margen menor en su ganancia neta.

El fabricante de los pañales Pampers y del detergente para la ropa Tide no modificó su pronóstico de crecimiento de ventas del 2014.

Procter & Gamble mantiene su expectativa de que las ventas orgánicas -que excluyen los efectos de fluctuaciones cambiarias, adquisiciones y desinversiones- tengan un incremento de entre 3 y 4%, y que su ganancia estructural aumente de 5 a 7 por ciento.

La empresa ganó 3,430 millones de dólares en su segundo trimestre fiscal terminado el 31 de diciembre. El resultado se compara con los 4,060 millones del mismo período del año previo.

La ganancia estructural por acción, sin contar cargos por reestructuración, se redujo 1% a 1.21 dólares, contra los 1.20 dólares que anticipaban los analistas.

Las ventas crecieron 0.5%, a 22,280 millones de dólares, en línea con la estimación promedio de Wall Street.

Las ventas orgánicas aumentaron 3 por ciento.

La división de productos de belleza de la empresa continuó mostrando problemas, sin variación en sus ventas orgánicas, mientras que el segmento de cuidado de la salud reportó un crecimiento de 5%, el más acelerado.

El margen de ganancias brutas de P&G se redujo 0.9%, pese a costos manufactureros más bajos.

En comparación, su rival Kimberly Clark informó de un crecimiento de 5% en sus ventas orgánicas y pronosticó un alza de 3 a 5% en el 2014.

Preocupación

Directivos de la compañía se mostraron preocupados por la situación cambiaria en Argentina y Venezuela en conferencias telefónicas con analistas.

La tasa de cambio oficial del peso argentino frente al dólar estadounidenseha caído un 20% en lo que va del mes, presionando aún más a precios que ya subían en la tercera mayor economía de América Latina.

En tanto, y bajo la presión de una variedad de problemas económicos, el Gobierno socialista de Venezuela anunció la semana pasada que los muy buscados dólares se venderán a dos tasas diferentes.