Ginebra.- El presidente ejecutivo del grupo relojero Swatch, Nick Hayek, calificó la decisión del Banco Nacional de Suiza (SBN) de suspender el tipo de cambio mínimo del franco suizo un "tsunami" para el país alpino y su economía.

"Me faltan las palabras (...) Jordan no es sólo el nombre del presidente del SBN (por su sigla en inglés), sino también de un río y la acción de hoy es un tsunami", afirmó.

"Un tsunami para la industria de exportación y para el turismo, y finalmente para todo el país", dijo Hayek en un comunicado.

Los relojeros suizos, que también están lidiando con la débil demanda en Asia, están muy expuestos a los movimientos de la tasa de cambio del franco suizo debido a que sus costos de producción son en gran parte en francos suizos, pero la mayoría de sus ventas se realizan en el extranjero.

La mañana de este jueves, las acciones de Swatch Group cayeron 15%, mientras que las del otro gigante relojero Richemont se redujeron 14%, tras el anuncio del SNB.

"Esto es absolutamente impactante para las empresas con operaciones internacionales (...) Es un día terrible para la Suiza corporativa", dijo por su parte el analista de Kepler Cheuvreux Jon Cox.

El Banco Nacional de Suiza abolió hoy el tipo de cambio mínimo que había fijado para el franco suizo con respecto al euro (1.20 francos por euro), medida en vigor desde septiembre del 2011.

La medida se debió a la necesidad de frenar la constante apreciación del franco suizo frente a la divisa de la Zona Euro, donde se ubican los principales socios comerciales de Suiza.

El presidente del SNB, Thomas Jordan, negó en una conferencia de prensa que la medida equivale a una "reacción de pánico" y defendió su decisión porque continuar con el mismo tipo de cambio resultaba " insostenible".

"Si usted decide salir de una política de este tipo, hay que abordar a los mercados por sorpresa", dijo Jordan.

"Los valores que actualmente vemos (en los mercados de divisas) apuntan a una sobrevaluación masiva del franco y deberán volver a bajar a niveles más sostenibles", dijo Jordan.

" Los mercados tienden a reaccionar de forma exagerada cuando se enfrenta con una sorpresa", consideró.

Sin embargo, a principios de este mes, Jordan describió que mantener el tipo de cambio mínimo era "absolutamente central", mientras que el vicepresidente de la entidad Jean-Pierre Danthine dijo este lunes que seguiría siendo la piedra angular de la política del SNB.

"En mi opinión, esto daña la confianza en el Banco Nacional de Suiza que siempre ha estado diciendo que puede mantener el tipo de cambio mínimo", dijo Alessandro Bee, economista del banco suizo Sarasin. "Veo grandes riesgos en esto".

Las redes sociales también han reaccionado con su filoso sentido del humor con el #Francogeddon, haciendo referencia a la película Armageddon que trata sobre una catástrofe mundial.

Debido a que más del 40% de las exportaciones suizas van a la zona euro, la fortaleza del franco es una verdadera pesadilla para los principales exportadores como Swatch, Richemont dueños de marcas como Cartier y Nestlé, entre otras.

mac