La cadena de tiendas por departamentos Sears Roebuck anunció este jueves el cierre de otras 72 de sus sucursales luego de reportar una caída en sus ventas del primer trimestre del año y sus pérdidas se acrecentaran aún más.

La firma informó de unas 100 tiendas que ya no generan ganancias, y 72 de ellas cerrarán.

Sears perdió 424 millones de dólares en el primer trimestre de su año fiscal. La compañía había reportado ganancias por 245 millones el año anterior, de los cuales 25% provenía de la venta de la marca Craftsman.

Pero en total la empresa se ha reducido en un tercio por sus pérdidas, lo que enciende las alarmas para la otrora poderosa minorista que sobrevivió las dos guerras mundiales y la Gran Depresión.

Kenmore, la marca de electrodomésticos de Sears, se ha convertido en la última venta potencial luego de que ESL Investments, considerada la más grande compañía inversionista, se mostrara interesada en comprarla.

Sears y la minorista Kmart han cerrado unas 350 tiendas desde el año pasado.

En su reporte trimestral, Sears indicó que sus ingresos totales cayeron 31%, a 2,089 millones de dólares, de 4,020 millones del mismo periodo del 2017.

Al término de las operaciones del jueves en Wall Street, las acciones de la cadena de tiendas departamentales cayeron 12.46%, a 2.81 dólares por unidad.