Ginebra.- El banco número uno de Suiza UBS obtuvo un beneficio neto de 4,233 millones de francos suizos (4,640 millones de dólares) en 2011, es decir un 43.8% menos que los 7,534 millones de francos que ganó en 2010.

La institución logró en el cuarto trimestre de 2011 un beneficio de 393 millones de francos (431 millones de dólares), lo que supone un descenso del 76% respecto a los 1,660 millones de francos del mismo periodo del año anterior.

Estos resultados quedaron lejos de los 737 millones de francos (808 millones de dólares) de ganancia neta que habían previsto los analistas financieros.

Por otra parte, los ingresos cooperativos de la entidad descendieron un 12.8%, de 31,994 millones de francos (35,055 millones de dólares) hasta los 27,893 millones de francos (30,568 millones de dólares), anunció la entidad en un comunicado.

En lo que se refiere al flujo de capitales UBS evaluó que a pesar de estos resultados la situación es "positiva", pues de acuerdo a sus indicadores los clientes han recuperado la confianza en la institución.

En 2011, UBS recibió nuevos fondos por valor de 42,400 millones de francos (46,458 millones de dólares), mientras que en el último trimestre la cantidad de "dinero fresco" ascendió a 5,200 millones de francos (5,697 millones de dólares), un nivel equivalente al registrado entre los meses de julio y septiembre.

UBS sostuvo que la incertidumbre en la zona euro estaba minando más la actividad de los clientes adinerados de lo que lo hizo un escándalo por operaciones fraudulentas que ascendió a 2,000 millones de euros (dos mil 191 millones de dólares) causadas por las operaciones irregulares de uno de los agentes bursátiles del banco en su división de inversión en Londres el año pasado.

El consejero delegado de UBS, Sergio P. Ermotti, subrayó que la institución bancaria goza una posición única para satisfacer las demandas de seguridad, estabilidad y asesoramiento de sus clientes en estos tiempos de "mercados turbulentos".

RDS