Las acciones de Volaris, la aerolínea mexicana de bajo costo, cerraron la sesión de este viernes en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) con un alza de 1.17% a 43.28 pesos por unidad, previo a su reingreso al índice accionario S&P/BMV IPC después de que fue descartado del selecto club de empresas hace tres años.

Este lunes la emisora vuelve al S&P/BMV IPC e ingresa como una de las cinco emisoras de toda la BMV que mayor retorno ha generado en este año, acumulando un alza de 72.7% en el precio de su acción. Otras emisoras cuya acción sube más en el mercado son Traxión, empresa de autotransporte y logística (117.7%) y TV Azteca (95%).

Durante los tres años de ausencia la aerolínea tuvo un rendimiento en la BMV de 190.27 por ciento.

El viernes, el S&P Dow Jones Indices (S&P DJI), la firma global que elabora índices bursátiles, llevó a cabo el rebalanceo semestral del S&P BMV IPC, con lo que reincorporó a la canasta de emisora las acciones de Volaris, que ocupó el lugar que dejó vacante en mayo Infraestructura Energética Nova (IEnova), la cual salió del índice tras ser adquirida por su matriz estadounidense Sempra Energy.

Jonathan Félix Gaxiola, analista de la empresa calificadora Verum, explicó que Volaris es una de las líneas aéreas mexicanas que presentan una recuperación tras el impacto negativo que causó la pandemia en sus operaciones el año pasado, ayudada por su estrategia basada en precios de bajo costo y enfoque en el mercado doméstico.

“Hasta julio, según el dato más reciente de la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), Volaris muestra una total recuperación al reportar 130.9% de operación respecto febrero del 2020, que fue el último mes pre-pandemia”, añade el especialista.

Considera que en el corto y mediano plazo, la aerolínea continuará manteniéndose “como líder de la industria en México”, principalmente por su capacidad financiera y operativa que le han permitido ejecutar sus estrategias de crecimiento.

judith.santiago@eleconomista.mx