La Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) ya limpió su balance y los mercados le reconocen ese esfuerzo, destacó Jesús Alberto Cano Vélez, director general del banco de fomento.

El funcionario público dijo en entrevista que en dos o tres meses la SHF levantará recursos en el mercado de deuda de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) a través de certificados por un monto de hasta de 10,000 millones de pesos.

Lo anterior pese al momento actual de una alta volatilidad que viven los mercados financieros y el incremento en los premios que piden los inversionistas, comentó.

“Hay ventanas de oportunidad y lo más importante es la confianza de los inversionistas y en los próximos dos a tres meses volveremos a colocar papel en el mercado”, explicó Cano.

De acuerdo con el plan del presente año, el banco tiene un monto total de endeudamiento permitido por 17,000 millones de pesos y ya colocó en el mercado 7,000 millones de pesos.

“Nosotros estaremos listos y será la Secretaría de Hacienda y Crédito Público la que nos diga el momento exacto para levantar los recursos”, anunció.

Limpiando la casa

Alberto Cano destacó que, después de tener pérdidas en el 2012, el 2013 y el 2014, el banco promotor de la vivienda tuvo en el 2016 utilidades por 216 millones de pesos y el año pasado de 1,728 millones de pesos de utilidades. “Limpiamos el balance del banco”, explicó.

“Tuvimos una mejora en la cartera vencida importante. el año pasado y a principios del 2018, salimos a los mercados en busca de recursos”, explicó el directivo.

La SHF colocó en marzo pasado un bono por 2,575 millones de pesos a tres años con una tasa flotante de TIIE a 28 días menos seis puntos base y uno por 4,425 millones de pesos a tasa flotante también de TIIE menos un punto. Las operaciones, explicó el ex diputado federal, tuvieron una demanda de 16,500 millones de pesos, lo que representó una sobredemanda de 2.3 veces el monto colocado.

“Después de 13 años salimos al mercado el año pasado con 5,000 millones de pesos y ahora con 7,000 millones de pesos. Tuvimos una fuerte demanda de las afores y nuestra tasa estuvo en los niveles que pagan Nacional Financiera y Banobras”, añadió.

Standard & Poor’s asignó las calificaciones de “mxAAA”, que es la mayor que ofrece en México a los bonos de la SHF.

Sin embargo, la calificadora dejó claro que reflejan el vínculo que tiene la entidad con el gobierno federal y el respaldo de éste en caso de un incumplimiento de pago.

“El vínculo integral de la SHF con el gobierno, que es su único accionista, permite ver una garantía permanente, por lo que consideramos que éste responderá en tiempo y forma a todas las obligaciones financieras de la SHF”, expuso la calificadora en un reporte.

Standard & Poor’s acotó que a pesar de tener un gran respaldo, la SHF carece de una base pulverizada de depósitos como el resto del sistema bancario mexicano. Expuso que a septiembre del 2017 las emisiones de deuda de la institución  representaban 37% del fondeo del banco; las líneas de créditos con los bancos de desarrollo internacionales, 40% del fondeo; la deuda de mercado, 10%, y otra fuente de fondeo, 13 por ciento. Y aclaró: “Esperamos que la entidad mantenga la estructura de su fondeo similar a la actual los próximos 18 meses, con una mayor orientación a emisiones de certificados bursátiles”, manifestó la calificadora.

SHF se apoyará en el crédito sindicado para fortalecer a más empresas

El director de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), Jesús Alberto Cano Vélez, explicó que un gran avance es el crédito sindicado que permite que el banco otorgue financiamiento revolvente a las empresas.

“Tenemos financiamiento a cinco años y no a 18 meses, lo que le da certeza al desarrollador y además contamos con una metodología propia que nos permite tener un índice de morosidad de 0.17%, que ningún banco en el mundo lo tiene”, mencionó.

Incluso, Fitch Ratings consideró que el esquema permitió dar certidumbre a los desarrolladores al establecer plazos que exceden los tiempos naturales de los proyectos, lo que permite a las empresas planificar su crecimiento.

También destacó que el programa está disponible parar financiar empresas con un buen historial , con proyectos viables técnicamente, comercialmente y financieramente.

Al cierre del 2017, la SHF financió a través del crédito sindicado 30,802 millones de pesos.

Cano Vélez explicó que continuarán apoyando para que empresas como Be Grand salgan al mercado con garantías de la SHF.

“Nuestro mandato también es ser formadores de mercado y que muchos actores participen en el mercado bursátil mexicano. somos un banco de desarrollo y tenemos que complementar o ser suplementarios de la banca comercial”, expresó.

Finalmente, explicó que el sector vivienda ya no depende de tres empresas como antes y ahora más de 20 empresas son responsables de ofertar más de 120,000 viviendas con lo que se diversifica el riesgo.