El rublo ruso se devaluó aún más el lunes, después de que un informe mostrara que la economía rusa ha empezado a encogerse en términos interanuales por primera vez desde el 2009, mientras el país acusa el golpe de los menguantes precios del petróleo y las sanciones occidentales por anexarse la península de Crimea.

El gobierno -que ha luchado por reforzar el rublo y la economía anunció nuevas medidas para mantener a los bancos a flote.

El rublo ha sido una de las monedas de peor comportamiento este año y el lunes cayó otro 5%, al cotizarse en 56 rublos por dólar. El nuevo retroceso eliminó parte de las ganancias de la semana anterior.

La caída se produjo mientras el ministerio de Desarrollo Económico publicaba un informe que mostró que la economía se encogió 0.5% en noviembre respecto del mismo mes del año anterior. El ministerio atribuyó el declive de la economía a una drástica caída de la producción industrial y de la inversión.

Para las autoridades monetarias del país, la prioridad es la estabilización del rublo. En las últimas semanas, el Banco Central elevó su tasa de interés clave a 17% y dijo que ofrecerá préstamos a los bancos en dólares y en euros para que puedan ayudar a los grandes exportadores, que necesitan divisas para financiar sus operaciones.

Las reservas de divisas del banco han caído por debajo de 400,000 millones de dólares por primera vez desde agosto del 2009, mientras el gobierno ha sacado sus dólares a la venta en el mercado para apoyar al rublo.