Desde que Andrés Manuel López Obrador ganó las elecciones presidenciales el 1 de julio del 2018, el riesgo país de México ha tenido un comportamiento volátil, sin embargo, en las últimas semanas comenzó a descender hasta tocar los 194 puntos base el viernes pasado, tras haber llegado a 214 puntos base el día después de las elecciones.

Factores tanto internos como externos han contribuido a este resultado, explicó Jesús Gustavo Garza-García, director general de Soluciones Financieras Gamma.

El economista recordó que incluso, desde antes de las elecciones, se había tenido un nivel muy alto, debido a que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con terminar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“Hay varios factores. Hace algunos años estábamos en niveles muy altos cuando Trump anunció que cancelaría el TLCAN, ahí empezó un proceso de mucha incertidumbre”, explicó.

Cabe destacar que hay diversas formas de medir el riesgo país, una de ellas, a través del indicador EMBI+ elaborado por J.P. Morgan.

Un nivel alto implica que se tiene que pagar una mayor prima por riesgo, es decir, las empresas y el gobierno tienen que pagar más para financiarse en comparación con otras economías y es donde se ve reflejado el extra para que los capitales continúen entrando, explicó Gabriela Siller, economista en jefe de Banco Base.

Mucha incertidumbre

“En el último trimestre del 2018 fue donde se dio la mayor parte de la incertidumbre, sin embargo, entró en funciones Andrés Manuel López Obrador y empezó a bajar y luego se volvió a subir, sin embargo, todavía seguimos teniendo un riesgo país elevado”, dijo Gabriela Siller.

Tras el anuncio de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), el indicador escaló hasta los 213 puntos el 29 de octubre pasado.

La estratega de Banco Base explicó que a finales del 2018 la incertidumbre causada por la consulta pública y la cancelación del NAIM parecía abrir la posibilidad a políticas económicas no ortodoxas.

Jorge Gordillo, director de Análisis Económico y Bursátil en CIBanco refirió que el indicador también ha tenido volatilidad debido a los ajustes en la calificación soberana del país como a la empresa productiva del Estado, Petróleos Mexicanos (Pemex).

“Actualmente el riesgo país México está en niveles previos a la cancelación del aeropuerto de Texcoco, el mercado que ha asimilado este riesgo ha visto que el gobierno ha dedicado recursos y que está muy interesado en no dejar caer más a Pemex, y ha mantenido los pilares de confianza con el exterior, que es no tocar la autonomía del Banco de México, conservar las finanzas públicas relativamente estables y no endeudarse, y la forma en que ha manejado el Tratado de Libre Comercio, ésas son las bases que explican por qué el riesgo país se mantiene”, refirió Gordillo.

Los flujos que están entrando al país en cartera por los beneficios o tasas de interés reales que resultan muy atractivas para el inversionista extranjero también han contribuido, de 8.25% de tasa nominal menos la inflación, resulta en una tasa real de alrededor de 4%, explicó Jesús Gustavo Garza-García, también profesor del EGADE del Tec de Monterrey.

“La ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá ayuda, ya hay más voluntad política para ratificar el Tratado en Estados Unidos, Canadá ya le dio fast track, y las finanzas públicas van bien, a los primeros cinco meses del año el país tiene un superávit fiscal que son buenas noticias, en términos generales se siguen cumpliendo las expectativas fiscales, y no se ha aumentado la deuda”, prosiguió el catedrático.

Aún ven riesgos

El estratega de Gamma advirtió que no hay que confiarse, pues el panorama de México enfrenta diversos riesgos que podrían apuntalar al indicador en el corto plazo otra vez.

“Yo no cantaría victoria porque existen muchos riesgos hacia adelante, como el Plan de Negocios de Pemex, donde ya las calificadoras señalaron que no hace sentido perder dinero, hay que ver cómo responde Hacienda, y también está la desaceleración económica global”, comentó.

México, con riesgo país alto en América Latina

A pesar de que en su comparativo histórico en los últimos 12 meses el indicador de riesgo país de México ha disminuido, este todavía es alto comparado con sus pares latinoamericanos.

“Si lo comparamos con otras economías, como Perú que tiene la misma calificación que México, se tiene el doble del riesgo país. Sigue elevado el indicador, aunque está disminuyendo”, explicó Gabriela Siller, economista en jefe de Banco Base.

Al 3 de julio, Chile registró un riesgo país de 135 puntos base, mientras que para el 5 de julio Perú reportó 94, Panamá 120, Uruguay 158 y Colombia 173.

“En el caso de Colombia y Uruguay son países que han cumplido cabalmente con sus obligaciones, no tienen problemas de refinanciamiento, están estables sus finanzas públicas”, refirió Raymundo Tenorio, profesor emérito en Economía del Tec de Monterrey.

En la región los países con riesgo país más alto son Brasil con 233 puntos básicos y Argentina con 787 puntos base.

Raymundo Tenorio abundó que,  en el caso de Brasil, que el Congreso intervenga demasiado en sus políticas económicas, aumenta el riesgo político, lo que desestabiliza el papel soberano de la nación.

Mientras que Argentina, derivado del rescate del FMI, tendría que esperar hasta el fin de año para que su riesgo país comenzara a bajar, tras su crisis económica, dijo el economista.

[email protected]