Snap, matriz de la red social Snapchat, incumplió con las expectativas que tenían inversionistas y analistas de sus primeros resultados financieros presentados en Bolsa.

En el primer trimestre del año, Snap logró ingresos por 149 millones de dólares, cuando el consenso de analistas preveía 158 millones de dólares. La utilidad neta presentó una pérdida de 2,200 millones de dólares, una pérdida mayor comparada con 104 millones de dólares de hace un año.

La compañía incumplió con el pronóstico de usuarios activos por día. Snap reportó 166 millones de usuarios, contra una estimación de 167.3 millones de StreetAccount.

Snap realizó su oferta pública inicial (OPI) en marzo. En su primer día de cotizaciones, el precio de los papeles de la red social subió 44% a 24.48 dólares por acción.

Pese a su buen debut, los papeles de la emisora han retrocedido 6.13% a 22.98 dólares y pueden retroceder más.

Después de dar a conocer sus resultados financieros, los papeles de Snap cayeron hasta 25% en operaciones después del mercado. El precio de los títulos llegó a cotizarse hasta en 17.15 dólares.

Con la caída de los cofundadores de Snap, Evan Spiegel y Bobby Murphy, perdieron 1,000 millones de dólares cada uno, de acuerdo con Bloomberg.

Instagram, el rival a vencer

En abril del 2012, Facebook anunció la compra de Instagram por 1,000 millones de dólares. Cuando la red social adquirió a la aplicación para tomar y compartir fotografías ésta tenía 30 millones de usuarios y cero ingresos.

A abril del 2017, Instagram tiene alrededor de 600 millones de usuarios activos al mes y analistas consultados por Recode concuerdan en que pronto será un negocio publicitario de miles de millones de dólares, si no es que ya lo es .

Snap, de acuerdo con Statista, sitio especializado en estadísticas, tiene a abril la mitad de usuarios activos que tiene Instagram y se sigue enfrentando a problemas sobre cómo monetizar su negocio.

En el 2013, Facebook ofreció 3,000 millones de dólares por adquirir a Snap. (Con información de CNBC, Recode y Bloomberg)

valores@eleconomista.mx