(tercera y última parte)

Ya analizamos a Indonesia y Turquía como miembros del MIST. Hoy analizaremos a México y Corea del Sur de manera conjunta.

Corea del Sur surge de una guerra a inicios de los años 50, como todas las economías afectadas por la guerra, pobre. Por esa misma época nosotros teníamos de Presidente a Miguel Alemán y cuando la guerra de Corea terminó teníamos a Adolfo Ruiz Cortines.

Corea pasa cerca de 20 años sumido en la pobreza hasta que decide que su crecimiento económico debe ser basado en un modelo industrial orientado a las exportaciones. México, de los años 50 y 60, pasa por su máximo periodo de industrialización.

El crecimiento económico promedio de México era de 5% del PIB anualmente, mientras que Corea era subsidiada casi en su totalidad por Estados Unidos.

Cuando México abandona el crecimiento con base en la sustitución de importaciones, deja cualquier modelo de industrialización. De hecho, en los años 70 se acuñó la frase: La mejor política industrial es la que no existe , refiriéndose con esto al abandono de la economía a través de la industrialización del país.

¿Qué ha pasado desde entonces? México es la economía 14 del mundo y Corea del Sur es la 15. Pareciera que no hay mucha diferencia, pero el salto que ha tenido el país asiático en bienestar comparado con México es muy grande. Cuando en 1950 los mexicanos teníamos un PIB per cápita en términos reales de 3,250 dólares, Corea ni existía. En 1953 Corea del Sur registraba 560 dólares. El día de hoy, México tiene un PIB per cápita de 11,204 dólares. El de Corea del Sur es de 23,850 dólares, dos veces más que el de México.

La vocación de nuestro país está en el sector terciario, básicamente en servicios y comercio y en manufacturas, siendo el sector automotriz el más dinámico de los últimos años.

Corea del Sur es un país con vocación industrial, que nunca ha abandonado el crecimiento del sector primario. La fortaleza está en su apuesta al largo plazo, pues el día de hoy, después de Japón, es el país con más tecnología al servicio del bienestar de sus habitantes. Sus avances en la industria automotriz, en investigación aeroespacial, en robótica y biotecnología, lo hacen a veces más competitivo que algunos países del BRIC.

La diferencia en velocidades en el crecimiento de México y Corea del Sur hace que su comparación dentro del MIST sea desigual. Indonesia, Turquía y Corea del Sur tienen claros objetivos de crecimiento económico mientras en México nos preocupamos por cosas triviales de candidatos políticos y de la Selección Nacional de Futbol.

*El Dr. Eduardo Carbajal es director de la Escuela de Negocios y Humanidades del Tecnológico de Monterrey, Campus Toluca. [email protected]