Rusia redujo su producción de petróleo a 11.23 millones de barriles por día (bpd) el mes pasado, desde 11.25 millones de bpd en septiembre, incumpliendo nuevamente el límite al que se comprometió en un pacto global, según datos del Ministerio de Energía publicados el sábado.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Rusia y otros estados exportadores de crudo, alianza conocida como OPEP+, implementaron en enero un acuerdo de reducción conjunta de 1.2 millones de bpd para apoyar el mercado.

De acuerdo con cálculos de Reuters, que usan un ratio toneladas/barril de 7.33, Rusia debería limitar su producción a entre 11.17 y 11.18 millones de bpd.

El ministro de Energía ruso, Alexander Novak, dijo más tarde el sábado que el país bajó su producción de petróleo en 211,000 bpd en promedio el mes pasado, respecto a octubre del 2018, el mes que estableció la base para un acuerdo global. Moscú acordó reducir su bombeo en 228,000 bpd.

Novak también indicó que a fines de octubre los recortes alcanzaron 298,000 bpd.

El mayor productor de petróleo de Rusia, Rosneft fue el mayor contribuyente al recorte el mes pasado, con una disminución en su bombeo de casi 1% desde septiembre.

La producción en Gazprom Neft, la petrolera rusa de mayor crecimiento por producción, disminuyó el mes pasado en 2.5%, luego de una desaceleración en su unidad principal, Gazprom Neft-Khantos, en Siberia occidental.

En toneladas, la producción de petróleo alcanzó 47.49 millones frente a 46.043 millones en septiembre, que tuvo un día menos.

Las exportaciones de oleoductos rusos en octubre aumentaron a 4.88 millones de bpd, desde 4.623 millones de bpd en septiembre.

La producción del país se ha recuperado, luego de la crisis del petróleo contaminado en el oleoducto Druzhba, de su red de exportación, que surgió a fines de abril.