La producción  de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) subió el mes pasado a la par de un mayor bombeo de Arabia Saudita a un nivel casi récord, según un sondeo de Reuters divulgado el lunes, una señal de que el principal exportador mundial está respondiendo a los llamados de Estados Unidos y de otros consumidores por más crudo.

La OPEP produjo 32.32 millones de barriles por día (bpd) en junio, según la encuesta, 320,000 bpd más que en mayo. El total de junio es el más alto desde enero del 2018, según las encuestas de Reuters.

La medida saudita ocurre en medio de exhortos del presidente Donald Trump para que Riad compense la escasez tras las nuevas sanciones estadounidenses contra Irán y que ayude a aliviar los precios del crudo, que este año llegaron a 80 dólares el barril por primera vez desde el 2014.

La OPEP y un grupo de países no pertenecientes a la organización acordaron el mes pasado volver a 100% de cumplimiento de los recortes de suministro que comenzaron en enero del 2017, después de meses de subproducción por parte de Venezuela y otras naciones.

Arabia Saudita aumentó su producción a 10.70 millones de bpd en junio, cerca del récord de 10.72 millones de bpd, para compensar los déficits en Venezuela y otros países, además de las esperadas reducciones en Irán.La producción cayó aún más en Venezuela, donde la industria petrolera está hambrienta de fondos debido a la crisis económica.

“Estamos entrando en la segunda mitad del año con una enorme incertidumbre en el lado de la oferta de la ecuación”, dijo Tamas Varga, de la firma de corretaje de petróleo PVM. Arabia Saudita dijo que la decisión de la OPEP se traduciría en un aumento de producción de alrededor de 1 millón de bpd, aunque el comunicado del grupo no dio un volumen claro. La mayor oferta saudita, aparentemente en marcha antes de que la OPEP se reuniera en Viena el 22 de junio, ha enfurecido a Irán y ha sorprendido a otros miembros de la OPEP.

Los aliados de Arabia Saudita del golfo Pérsico, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos no han seguido el ejemplo de Riad y han mantenido la producción estable en junio, según la encuesta.

La OPEP tiene un objetivo de producción implícito para el 2018 de 32.78 millones de bpd, basado en los recortes detallados a finales del 2016.