Interjet se enfrenta desde hace meses a problemas financieros y operativos importantes. Durante el verano, la aerolínea se vio forzada a cancelar algunos vuelos debido a la escasez de personal; además, “se encuentra en medio de una disputa con las autoridades mexicanas por una cuestión de falta de pago de impuestos”, señala el banco inglés HSBC en un reporte sobre el sector de la aviación.

“Así —dicen los analistas del banco— cualquier debilidad de Interjet sería positivo para el resto de aerolíneas en México y ligeramente negativo para los grupos aeroportuarios”.

HSBC augura un impacto negativo en los aeropuertos mexicanos, teniendo el Grupo Aeroportuario del Centro Norte la mayor exposición a Interjet, pues representa 11% de sus ingresos.

A decir de la institución financiera se verán signos de una sobrecapacidad en el mercado de la aviación en el 2020, explicado principalmente porque Interjet se volverá más agresivo en los siguientes seis meses y porque Aeroméxico retomará su crecimiento el año próximo.

HSBC cree que los recientes problemas financieros y operativos de Interjet han causado dudas con respecto al sostenimiento de la aerolínea en el corto plazo.

La favorita

En ese sentido, la aerolínea preferida para HSBC es Volaris y, en aeropuertos, es Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP).

En los últimos cuatro a cinco años las aerolíneas mexicanas han tenido un crecimiento sostenido en su capacidad de entre 5 y 6% cada año. HSBC ahora ve una posible sobrecapacidad dentro del mercado en el 2020.

Asimismo, la institución financiera inglesa, espera que Interjet amplíe su capacidad en 13% en el primer trimestre del próximo año, seguido por Aeroméxico que crecerá su capacidad  un dígito alto, sobre todo después de que le sea posible volver a utilizar sus aviones B737 MAX.

En el caso de las aerolíneas de bajo costo, HSBC espera que Volaris crezca su capacidad de pasajeros en aproximadamente 10%, mientras que VivaAerobus en  30 por ciento.

Aumento en tráfico

Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur) registró un aumento en tráfico de pasajeros de 4.1% en el tercer trimestre del año, con respecto al mismo periodo del 2018, cifra menor a 7.4% que acumulaba al segundo trimestre del 2019. Esta desaceleración se explicó principalmente por México, donde el tráfico prácticamente no registró incrementos, debido a la menor llegada de turistas a Cancún.

En Colombia el desempeño fue más estable (un aumento de 14%) y en Puerto Rico el crecimiento también se moderó (5.7 por ciento).

Un análisis de Ve por Más dice que los ingresos de Asur, excluyendo construcción crecieron 7.7% en el trimestre, explicado en mayor medida por el desempeño de los ingresos no aeronáuticos, en donde el incremento en ingreso comercial por pasajero fue de 7.3 por ciento.

Por su parte, el crecimiento en el Ebitda fue de 12.6%, con una expansión en margen de 58.3 pb, en donde las operaciones en México y Colombia vieron expansiones en margen Ebitda ajustado durante el trimestre, mientras que en Puerto Rico se mantuvo estable.

En el caso de GAP, el tráfico total incrementó 7.3%, en donde los pasajeros nacionales aumentaron 7.4%y los internacionales incrementaron 7.6 por ciento. En el acumulado el crecimiento es de 7 por ciento. Sus ingresos totales aumentaron 22.2% entre julio y septiembre comparado con el mismo periodo del año pasado, donde excluyendo los ingresos por construcción, el incremento fue de 12.2 por ciento. El ingreso aeronáutico creció 9.5% y el no aeronáutico 20.1 por ciento.

[email protected]