Santiago Gil, director del fondo de capital privado especializado en el sector inmobiliario y de vivienda Paladin Realty Partners en México, anunció que entre sus planes a corto plazo está la emisión de un Certificado de Proyectos de Inversión (Cerpi) en el mercado de valores mexicano.

El directivo explicó que su propósito es recaudar 4,000 millones de pesos.

Sin embargo, dijo que aún no tienen una fecha para colocar el Cerpi, pero sus planes son invertir en proyectos de vivienda en venta en 80%, y el restante 20% en oficinas, hospitales y centros comerciales en las ciudades de México, São Paulo, Brasil, Lima, Perú, y en Bogotá, Colombia.

“Lo que estamos proponiendo a los inversionistas es la posibilidad de tener exposición a un portafolio regional más diversificado.

“Los países en Latinoamérica tienen las mismas virtudes en cuanto a una población joven, acceso a hipotecas, manejo adecuado de finanzas públicas e inflación controlada, y eso hace que cada año se demanden 15 millones de viviendas en los países en donde estamos trabajando y se produce menos de un tercio”, manifestó.

Tan sólo en México, la demanda de vivienda se estima en 1 millón de unidades anuales, con una oferta de alrededor de 280,000 casas cada año. Actualmente, se estima un déficit de 9 millones de hogares.

Atractivo de la CDMX se debilita

El director de Paladin Realty Partners dijo que ahora en Ciudad de México los inversionistas y desarrolladores inmobiliarios están padeciendo el cierre de ventanillas y la clausura de proyectos, aun cuando cuentan con los permisos y licencias en orden.

Por ello, solicitó a las autoridades “reglas claras para los desarrolladores en Ciudad de México”.

“Ahora mismo si evalúo un proyecto en Ciudad de México no sé en cuánto tiempo podré conseguir las licencias, es una incógnita absoluta.

“Eso para la inversión, sobre todo la que viene de fuera, es muy negativo por la incertidumbre que se genera, al no tener reglas de juego muy claras”, mencionó.

El entrevistado compartió que actualmente la firma que dirige cuenta con seis proyectos en marcha en la capital mexicana y que dos de las obras fueron clausuradas. Una de ellas ya se había terminado de construir.

Uno de los proyectos clausurados consiste en 42 unidades de vivienda en un edificio de cuatro pisos. La obra ya terminada es de 99 unidades distribuidas en 12 pisos.

Al sufrir este tipo de situaciones, las inversiones se deterioran, pues al parar una obra el tiempo para terminar el proyecto se extiende y los costos aumentan, explicó Santiago Gil.

“Con esta falta de certidumbre, la Ciudad de México está perdiendo competitividad, porque los inversionistas asignan sus recursos en donde haya condiciones más favorables. Tampoco se trata de abusar. Nosotros cumplimos con todas las reglamentaciones y como inversionistas institucionales no podemos incurrir en prácticas de corrupción.

“Estamos para el largo plazo, no es un tema con el que nos vean como el enemigo. Venimos a crear empleos, a invertir, a transformar la ciudad y a proveer productos que necesita el mercado”, dijo el directivo.

Hay confianza

Aunque Paladin Realty Partners se ha movido hacia el lado de cautela en cuanto a sus inversiones en México, hasta que haya más claridad en el clima de negocios ante las políticas del nuevo gobierno, su confianza sigue y se mantiene firme para continuar invirtiendo en el país, dijo Santiago Gil.

Mencionó que las primeras señales que están viviendo las inversiones no han sido las más esperadas por la comunidad de negocios, y ante ello su posición es ser más selectivos y críticos en los proyectos en los que invierten.

“Estamos aplicando mayor cautela y los proyectos pasan por niveles de escrutinio más fuerte que antes”, explicó.

Gil espera ante un nuevo gobierno “reglas de juego claras y una verdadera política de reordenamiento urbano”.

Como grandes inversionistas institucionales también están atentos en el manejo prudente de las finanzas públicas del país, crecimiento económico, tasas de interés y niveles de inflación controlados.

Paladin Realty Partners es un administrador de fondos de capital privado del sector inmobiliario, con oficinas centrales en Los Ángeles, California.

Nació en 1995 y desde hace 20 años invierte en la región de América Latina, en donde ha destinado 4,000 millones de dólares a través de cinco fondos que se han destinado para financiar más de 35,000 unidades de vivienda en Brasil, México, Colombia, Perú, Chile, Uruguay y Costa Rica.

Santiago Gil mencionó que en México tienen operaciones desde hace dos décadas y han destinado alrededor de 20% de lo invertido en la región de Latinoamérica y fondeado 17 proyectos en seis estados de la República Mexicana, como la Ciudad de México, el Estado de México, Sinaloa y Baja California.

[email protected]