El lanzamiento el pasado miércoles de Pokémon Go, la aplicación de realidad aumentada de la popular franquicia japonesa, ha incrementado en más de 40% la cotización en Bolsa de la compañía.

En menos de una semana, el tiempo que ha pasado desde que Nintendo lanzara Pokémon Go, la compañía ha experimentado un incremento de su valor bursátil de más de 7,000 millones de dólares.

Las acciones de la multinacional japonesa se han incrementado en 25% en la jornada del lunes, su mayor incremento intradía desde 1983.

La app, que lidera las descargas en las tiendas de aplicaciones de Apple y Google en Estados Unidos, según los datos ofrecidos por la firma de investigación de mercado App Annie, supone el primer gran lanzamiento de Nintendo en el segmento de los juegos móviles -en marzo la multinacional lanzó Miitomo, una aplicación social basada en la comunidad de personajes virtuales Mii, cuya aceptación por el público ha sido dispar-.

Éste es un mercado al alza, debido a la cada vez mayor penetración de los smartphones y el cambio de hábitos de los jugadores, que el año pasado facturó 27,520 millones de euros en todo el mundo, según los datos de la consultora especializada Newzoo.

Las acciones de la multinacional japonesa, creadora de sagas como Zelda y Super Mario, han respondido con su mayor incremento intradía desde 1983, cuando comenzaron a cotizar en Tokio, registrando a cierre de este lunes un incremento de 25% en el precio del título.

Si se observa su evolución desde el pasado día 6, cuando se lanzó la app, el valor bursátil de Nintendo se ha disparado más de 40 por ciento.

Pese a ser propietaria de gran parte de la propiedad intelectual de Pokémon, no ha sido Nintendo la responsable de desarrollar el juego. Este cometido ha recaído sobre The Pokémon Company y Niantic, una filial de Google, en las que la compañía japonesa tiene una participación minoritaria.

¿De qué trata?

La realidad aumentada de Pokémon Go, disponible en Android e iOS, permite a los jugadores utilizar las cámaras de sus teléfonos para atrapar pequeños monstruos de bolsillo en lugares del mundo real.

Así, un usuario puede encontrarse un Pikachu salvaje dando un paseo por la madrileña Puerta del Sol, lanzar una poké ball sobre él desde su pantalla y añadirlo a su colección.

Por el momento, el juego sólo está disponible en Japón, Nueva Zelanda, EU y Australia. Aunque Nintendo ha anunciado a través de su cuenta oficial en Twitter que en breve llegará a más países.

Los datos de audiencia que ha generado Pokémon Go en estos cuatro países son demoledores.

Según estimaciones de SimilarWeb, al 8 de julio, dos días después de que se pusiera a disposición de los usuarios, la app ya se encontraba instalada en 5.16% del parque Android de Estados Unidos.

Una cifra por encima de la registrada por la aplicación de citas Tinder y muy cercana a la Twitter, que está presente en 3.5% de teléfonos con el sistema operativo de Google.

Con una media de 43 minutos y 23 segundos diarios, Pokémon Go supera en tiempo de uso a aplicaciones líder como Whatsapp, a la que sus más de 1,000 millones de usuarios dedican 30 minutos y 27 segundos al día, e Instagram.