La petrolera estatal brasileña Petrobras, que en el segundo trimestre había salido de tres ejercicios consecutivos en rojo, volvió a registrar cuantiosas pérdidas en el tercer trimestre, de casi 5,000 millones de dólares, debido a una depreciación contable extraordinaria.

En el periodo julio-septiembre, las pérdidas en el periodo julio-septiembre se elevaron exactamente a 16,500 millones de reales (4,910 millones de dólares al cambio del día), precisó la endeudada compañía.

El resultado se debió principalmente a la apreciación del real y a la reevaluación de activos, explicó.

Ese factor "tuvo un impacto muy importante en el resultado final de la compañía en este trimestre. Es un evento no recurrente y la compañía no espera en los próximos trimestres que haya eventos de esa magnitud", dijo Iván Monteiro, director de Finanzas y Relaciones con Inversores, al presentar los resultados en la sede del grupo en Rio de Janeiro.

NOTICIA: Plan de negocios de Petrobras gusta al mercado

Monteiro indicó que se hizo esa previsión contable en este trimestre para incluir el nuevo plan de inversiones anunciado en septiembre, que contempló un recorte a gran escala en sus inversiones y un programa de desendeudamiento para sanear sus cuentas.

La mayor empresa de Brasil, envuelta en un monumental escándalo de corrupción, había logrado salir del rojo en el segundo trimestre con una modesta ganancia de 370 millones de reales (unos 106 millones de dólares), tras una serie de tres trimestres con pérdidas.

El perjuicio informado esta tarde obedeció en gran parte a los ajustes contables, que incluyeron revisiones del precio del barril de Brent, la tasa de cambio a largo plazo y la cartera de inversiones. En total, fueron 15,709 millones de los 16,458 millones de reales del rojo.

NOTICIA: Petrobras recorta 25% su plan de inversión

También incluyó "previsiones para gastos en acuerdos de acciones individuales contra Petrobras en Nueva York", parte de las medidas ligadas a la monumental red de desvios de fondos públicos hacia la política, que hundió a la petrolera en los últimos dos años y medio.

En el tercer trimestre del 2015, Petrobras había reportado una fuerte pérdida de más de 1,000 millones de dólares, mayormente por el efecto cambiario de la devaluación de la moneda local ante el dólar.

El Ebitda ajustado (ganancia antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) del tercer trimestre del 2016 fue de 21,603 millones, un 6% superior al del trimestre precedente, gracias a un aumento de la producción y de la exportación de petróleo.

NOTICIA: Petrobras prevé hacer recortes por 82,700 mdd

La producción del periodo fue de 2,869 millones de barriles de petróleo y gas equivalente, con un aumento de 2% respecto del segundo trimestre.

La petrolera había revelado su "plan estratégico" quinquenal con un recorte de 25% de sus proyectos de inversiones para el periodo 2017-2021 y una reducción de la relación entre la deuda neta y su Ebitda que debería pasar de 5.3 veces, como registraba en el 2015, a 2.5 veces en el 2018.

abr