El peso mexicano opera con una importante ganancia por segunda jornada consecutiva. La divisa local aprovecha el debilitamiento del dólar, tras la publicación de las débiles cifras de empleo en Estados Unidos. Los recientes datos económicos estadounidenses muestran una economía en clara desaceleración.

Ante datos bajos tanto en los sectores de manufacturas como en los no manufactureros, así como en nóminas y empleos, aumentan los pronósticos sobre un nuevo recorte a las tasas de interés por parte de la Reserva Federal (Fed). Un aumento en el diferencial con las altas tasas mexicanas ayuda a relajar la paridad.

El tipo de cambio se ubica en 19.5368 unidades por billete verde. Contra su cierre oficial de ayer, de 19.6695 unidades, con datos del Banco de México (Banxico), la moneda mexicana recupera al momento 13.27 centavos o 0.67 por ciento. En dos días la apreciación del peso suma 26 centavos o 1.33 por ciento.

"Las divisas de América Latina continúan su racha ganadora. Los pronósticos de un alza en volatilidad durante el mes de octubre no han decepcionado. El mes está lleno de fechas clave para eventos macroeconómicos y con un drama político interno en Washington se incrementa la incertidumbre", dijo Alfonso Esparza, analista de OANDA.

En el aspecto técnico, el cruce dólar-peso opera con amplio movimiento en un rango abierto de 16 centavos, con un techo de 19.6557 unidades y un mínimo de 19.4945 pesos por dólar. Se desplaza por debajo de su media móvil de 200 días de 19.6669 unidades beneficiado por el dato de confianza del consumidor.

 

El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra una canasta de seis monedas de referencia, pierde -0.02% y se ubica en un nivel de 98.86 puntos. "Se espera que la Fed, que intentó de mil maneras permanecer neutral en la más reciente reunión, vuelva a recortar tasas", añadió Esparza.

[email protected]