Son los fundamentales de la economía mexicana los que han sostenido la fortaleza del peso y es probable que se mantenga este apetito por la moneda en el transcurso del año, explicó Paul Robinson, líder global de Estrategia de Tipo de Cambio en Barclays Capital.

En conferencia telefónica, el directivo comentó que la estabilidad de la economía está fortaleciendo las expectativas sobre el país, lo que sigue siendo un ancla en medio de la inestabilidad internacional.

De acuerdo con Robinson, además del peso mexicano, las monedas de economías manufactureras están atrayendo la atención del mercado, porque se espera un rebote de la actividad en estos países.

Se han elevado las posiciones en pesos mexicanos (...) porque es una de las economías manufactureras que han reaccionado positivamente al ciclo y se mantienen en un margen limitado al crecimiento global. Y eso es lo que refleja el tipo de cambio , refirió.

El directivo comentó que otro de los atractivos que está ofreciendo el peso mexicano es los riesgos de intervención del banco central que son menos elevados. Lo que no es el caso de Brasil por ejemplo, citó.

Y es que el nuevo escenario que ha propiciado la Reserva Federal ha sumado una ventaja diferencial para México, por la postura conservadora que ha mantenido el banco central acerca de intervenir en el mercado de cambios.

Para Barclays, la paridad de 12.80 para el peso mexicano era válida en un plazo de entre seis y 12 meses, esto basado en el progreso gradual de las medidas tomadas por los países de la eurozona para enfrentar su crisis de deuda.

El directivo estimó que el valor de nuestra moneda seguirá abaratándose en la medida que persista la incertidumbre en Europa.

Además refirió que no sólo el peso se ha visto beneficiado de la situación internacional, pues también el dólar canadiense se ha apreciado.

[email protected]