El tipo de cambio podría registrar su mayor depreciación de la historia en las próximas semanas, con la expectativa de llegar hasta 19.50 pesos por dólar, debido a la existencia de varios factores de riesgo que juegan en contra de la estabilización del mercado cambiario, coincidieron analistas.

En días anteriores, el tipo de cambio peso-dólar alcanzó un precio récord de cierre de 18.7525 pesos por dólar en operaciones interbancarias.

La paridad peso-dólar registra una devaluación de 7.7% en lo que va del año, aunque a tasa anual reporta una pérdida de valor de 26.20 por ciento.

Fed y crudo

Los factores de riesgo para el peso mexicano de acuerdo con el área de Análisis Económico de Banamex resultan del ciclo alcista en las tasas de la Fed, el continuo descenso en los precios del petróleo y la importancia de la moneda mexicana en los mercados cambiarios internacionales.

Además, anticipan un tipo de cambio interbancario para cierre de año de 18 pesos por billete verde.

En ese sentido, el subdirector de Análisis Económico de Banamex, José Arnulfo Rodríguez San Martín, destacó que de acuerdo con los analistas de Citi se esperan tres incrementos en la tasa de la Fed para este año; el primero sería en marzo, lo que resultaría ser un factor de fortalecimiento del dólar.

Mencionó que de acuerdo con los futuros de la tasa de referencia de la Fed, anticipan que el siguiente aumento podría ocurrir hasta julio.

Con relación al precio internacional del petróleo, Rodríguez San Martín destacó que en las primeras semanas del año, las cotizaciones de los referenciales West Texas Intermediate (WTI) y Brent del mar del Norte han acumulado caídas superiores a 20%, para ubicar sus precios en alrededor de 30 dólares por barril.

Por su parte, la mezcla mexicana de petróleo de exportación opera 9 dólares por debajo del crudo estadounidense.

El analista agregó que dada la persistente sobreoferta de crudo en Estados Unidos, la reciente entrada de Irán al mercado y la menor demanda por la atonía de la economía mundial es posible que la baja de los crudos del WTI y Brent continúe hacia un rango de entre 20 y 25 dólares por barril en las próximas semanas.

Divisa líquida

Rodríguez dijo que el peso es la divisa emergente que alcanza altos niveles de operación, por lo que está amplia liquidez resulta inconveniente ante una masiva recomposición de portafolios a favor de activos denominados en dólares de Estados Unidos.

Por otro lado, el subdirector de Estrategia de Tipo de Cambio de Banorte-Ixe, Juan Carlos Alderete Macal, no descartó que el tipo de cambio peso-dólar podría llegar hacia niveles de 19 pesos por dólar en las siguientes semanas.

Explicó que la expectativa podría ser alcanzada por la inquietud que generaría por un nuevo incremento en la tasa de referencia de la Reserva Federal de Estados Unidos, prevista para mediados de marzo de este año, el cual sería de 0.25 puntos.

El experto en temas cambiarios indicó que existen otros factores de riesgo que incrementarían las presiones en el tipo de cambio peso-dólar.

Uno es la desaceleración de la economía de China y el otro resulta ser la disminución del mercado de commodities, específicamente la caída del precio internacional del petróleo.

Pierde 2.12% frente al dólar

Moneda mexicana seguirá su tendencia perdedora

El tipo de cambio, luego haber alcanzado el viernes pasado un precio de 18.1460 pesos por dólar, en las negociaciones de este martes cerró en 18.53 pesos en transacciones al mayoreo, lo cual implicó una depreciación de 2.12%, derivado de la caída del crudo por debajo de 30 dólares por barril.

Las transacciones al menudeo (ventanilla bancos) siguieron el mismo comportamiento negativo, al conseguir un precio final de 18.80 pesos por billete verde, que comparado con la última cotización de la sesión anterior (18.40 pesos) resultó en una devaluación de 40 centavos.

El Banco de México, para reducir las presiones en el peso, dotó de liquidez al mercado con dos subastas de 200 millones de dólares cada una, la primera fue asignada a un precio promedio de 18.4289 pesos por dólar y la segunda a 18.4883.

El WTI finalizó con una pérdida de 5.34%, a 29.88 dólares por barril. En los últimos dos días de transacciones reporta una caída acumulada de 11.10 por ciento.

En el medio financiero trascendió que hay una alta probabilidad de que el precio internacional del petróleo llegue hasta 26 dólares por barril en los próximos días, debido a la publicación de los inventarios en EU y el dato no oficial de índice de servicios de China, el cual podría presentar un debilitamiento.

Nerviosismo

El subdirector de Mercados Financieros de Banco Santander, Salvador Orozco, dijo que ante la perspectiva de no existir una rápida solución al problema de oferta de crudo, el tipo de cambio peso-dólar podría seguir subiendo en los próximos días.

Adelantó que bajo ese contexto, la paridad peso-dólar podría llegar a los niveles de 18.80 pesos por billete verde (Ricardo Jiménez)

[email protected]