El peso mexicano operaba estable este lunes pese a un incremento de los temores a un agravamiento de la crisis de deuda en la zona euro, luego de que Standard & Poor's rebajara la calificación crediticia de Grecia.

La moneda local retrocedía un marginal 0.05%, o 0.64 centavos, a 11.6499 unidades por dólar.

Operadores dijeron que frente al panorama de las economías de la periferia de la zona euro, el perfil de México destaca por su adecuado nivel de endeudamiento y buena perspectiva de crecimiento económico, lo que da sustento a sus activos.

"Todo ese dinero que está invertido en bonos basura allá pues quizás venga a comprar Cetes (deuda local de corto plazo)", comentó Alfredo Puig, operador de la casa de bolsa Vector, quien advirtió, no obstante, que el nerviosismo reinante en los mercados podría golpear al peso.

El rango estimado para esta semana se ubica entre 11.59 y 11.74 unidades por dólar.