La moneda mexicana rompió el piso de 19 pesos por dólar, situación no esperada por los analistas, por lo menos en el corto plazo.

La paridad regresó a niveles previos al anuncio de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), cuando las cotizaciones se encontraban alrededor de 18.90 pesos por dólar.

La directora de Análisis Económico y Bursátil de Banco Base, Gabriela Siller, dijo que “no le suena lógica la apreciación del peso cuando existen riesgos en el crecimiento económico y mayores presiones inflacionarias por el desabasto de gasolina”.

La especialista del banco regiomontano comentó que la recuperación de la moneda mexicana se explica en parte por factores externos, sobre todo por temas relacionados con la política monetaria de la Reserva Federal, en la que se espera para este año una moderada alza de tasas y con ello una mayor debilidad del dólar.

Agregó que otro de los factores sería la percepción de un posible arreglo en la guerra comercial entre Estados Unidos y China, pues el presidente estadounidense, Donald Trump, sostuvo que están avanzando las pláticas para llegar un acuerdo con el país asiático.

La paridad lleva siete días ganándole terreno a la divisa estadounidense, logrando una apreciación acumulada de 3.1 por ciento.

Desde el inicio de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador a la fecha, la paridad registra una revaluación de 7.17%, es decir, una apreciación de 1.46 pesos.

El tipo de cambio finalizó en un precio de 18.9865 pesos en las operaciones interbancarias a la venta. Frente a las últimas transacciones de la jornada previa (19.140 pesos), representó una ganancia de 0.80%, equivalente a una revaluación de 15.35 centavos.

Podría presionarse

Según analistas del mercado de divisas, de prolongarse algunas semanas más el desabasto de gasolina, el tipo de cambio podría reaccionar con presiones alcistas, con amplias posibilidades de regresar hacia la zona de 19.20 pesos por dólar en los próximos días.

Los especialistas estarán atentos a la publicación de noticias sobre el tema, pues la falta de combustible registrada la semana anterior podría tener implicaciones sobre la actividad económica en el primer trimestre y la inflación de enero.

Gabriela Siller mencionó que la parte interna también influyó en la revaluación del peso, pues los participantes del mercado están tomando como positivas las recientes acciones de López Obrador.

“Aun cuando la medida sobre la gasolina es muy cuestionable y seguramente tendrá un efecto negativo sobre la economía en el corto plazo, a nivel internacional parece ser vista como un intento serio en el combate contra corrupción”, sostuvo Gabriela Siller.

El gerente de Análisis Bursátil de Signum Research, Armando Rodríguez, expresó que el fortalecimiento del peso se explicó por el aumento de la tasa de interés del Banco de México, pues el actual nivel (8.25%) es de los más altos de los países emergentes.

En ese sentido, el especialista comentó que bajo dicho escenario existe la entrada de flujos foráneos al mercado mexicano, generando la apreciación de la paridad cambiaria.

[email protected]