El peso mexicano terminó este miércoles con un avance marginal frente al dólar. El tipo de cambio concluyó las operaciones en el nivel de 21.0740 unidades por billete verde contra el registro de 21.0910 pesos ayer, con datos del Banco de México (Banxico).

El movimiento en la cotización significó una ligera mejora para el peso de 1.70 centavos o una variación de 0.08 por ciento. El cruce de divisas se desplazó en un rango entre un nivel máximo de 21.1313 unidades y un mínimo de 20.9887 unidades por dólar.

 

Los mercados continúan atentos a las negociaciones en busca de aprobar un paquete de estímulos fiscales en Estados Unidos. La líder demócrata, Nancy Pelosi, se dijo optimista debido a la mayor apertura al diálogo desde el gobierno de Donald Trump.

Este escenario, en el que se logró ampliar un periodo fijado de 48 horas por Nancy Pelosi, para aprobar los apoyos antes de las elecciones, elevó el apetito por activos de riesgo. La moneda mexicana se apreció de la mano con otras divisas emergentes.

En tanto, el Índice Dólar (DXY), que compara al billete verde contra seis referencias, cayó al cierre -0.53% a un nivel de 92.57 unidades. Se mantiene la tónica de un ligero optimismo en espera de noticias sobre los apoyos para la economía estaounidense.

Hoy el peso consiguió por momentos perforar el nivel de soporte de 21 unidades por dólar. Sin embargo, regresó por encima ante la falta de información que apoye la apreciación por debajo de esa zona técnica que ha sido relevante durante varios días.

"La tendencia bajista se mantiene para el dólar-peso y es posible que la paridad continúe cayendo tras un breve retroceso hacia un mínimo que hizo [en septiembre] en el nivel de 20.8300 unidades", dijo Alexander Londoño, analista de ActivTrades.

jose.rivera@eleconomista.mx