La moneda mexicana bajó del lugar 11 al lugar 15, a una participación de 1.7% entre las divisas más negociadas en los últimos tres años, según el Banco Internacional de Pagos (BIS, por su sigla en inglés). Sin embargo, continúa siendo muy importante en este mercado, señalan analistas.

“Sigue siendo una de las divisas más operadas en el mundo, sobre todo a nivel de emergentes”, comentó Alejandro Saldaña, gerente de Análisis Económico en Ve por Más (Bx+).

“Posiblemente otros países han abierto su mercado cambiario, lo han hecho más flexible y posiblemente por eso le han robado algo de participación al peso, pero a final de cuentas el peso mexicano es de las divisas más líquidas a nivel de emergentes”, detalló.

La liquidez del mercado, los horarios en los que se operan, que son prácticamente las 24 horas, la credibilidad y un sistema financiero robusto son factores que han ayudado a la operación de la moneda mexicana, dijo Saldaña.

Ser popular en el mercado cambiario también tiene sus consecuencias, según analistas.

Recientemente la paridad de la moneda frente al dólar ha sido afectada por la situación en Chile, cuya moneda cerró la semana pasada en un nivel histórico de 808.58 pesos chilenos por dólar, al reanudarse las protestas y las huelgas en dicho país, refirió Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Banco Base.

“Aunque no existe una relación económica estrecha entre México y Chile, el peso mexicano se depreció por tratarse de la divisa latinoamericana de mayor liquidez, que a su vez opera las 24 horas, por lo que fue empleada para cubrir el riesgo de posiciones en activos de economías emergentes”, expresó Siller.

Liderazgo no cambia

A nivel mundial, en el mercado de divisas se realizan diariamente operaciones por un monto en promedio de 6.590 billones de dólares, con datos a abril, según el BIS, cuyo gerente general es Agustín Carstens, exgobernador del Banco de México.

Del 2016 a la fecha, el liderazgo en el mercado de divisas se mantuvo sin cambios entre los primeros ocho lugares, siendo el líder el dólar estadounidense.

La moneda más negociada en el 2019 volvió a ser el dólar de Estados Unidos, con 88.3% de participación, le sigue el euro (32.2%), el yen japonés (16.8%), la libra esterlina (12.8%), el dólar australiano (6.8%), el dólar canadiense (5%), el franco suizo (5%) y el renminbi (yuan) de China (con el 4.3 por ciento).

Respecto al dólar estadounidense, la moneda mexicana tiene una participación de 1.6 por ciento.

Durante abril de este año la moneda mexicana registró operaciones diarias en promedio por 105,000 millones de dólares.

[email protected]