En operaciones electrónicas la moneda mexicana cotiza en 20.1556 pesos por dólar, reflejando una depreciación de 1.42% equivalente a 28.26 centavos, de acuerdo con datos de Reuters.

Por su parte, el índice dólar presenta una apreciación de 0.55% y cotiza en las 95.10 unidades, presionando a las monedas de mercados emergentes como el real brasileño que pierde 0.54% para alcanzar un nivel de 3.8978 dólares por divisa brasileña

De acuerdo con analistas de Monex Casa de Bolsa, los inversionistas permanecen atentos a los conflictos comerciales de Estado Unidos y China; mientras que en México se espera la reacción del resultado de las elecciones presidenciales que le dieron el triunfo al candidato por Morena, Andrés Manuel López Obrador.

El peso ingresó esta semana en una nueva fase de mayor volatilidad tras la victoria del candidato Andrés Manuel López Obrador en la elección presidencial de México, ya que los inversores temen un enfoque menos amistoso con el mercado por parte del gobierno electo más allá de su mensaje tranquilizador.

El peso pasó de anotar una mejora a sufrir pérdidas en solo horas después del resultado de las urnas. López Obrador buscó mostrar garantías de estabilidad económica en su primer discurso como candidato elegido, pero también mencionó la posibilidad de revisar contratos petroleros, un factor que ha generado nerviosismo entre inversionistas.

Inversionistas darán seguimiento puntual al candidato ganador de las elecciones de la víspera y su equipo económico para conocer más señales de su próximo gobierno. No se descarta que el peso pueda tener momentos de mayor presión, si se mantiene la incertidumbre y dudas sobre la viabilidad de sus propuestas económicas, además de factores que han presionado a la moneda, como la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el fortalecimiento del dólar. 

erp