Corporación Mexicana de Restaurantes (CMR) tuvo durante el 2013 una pérdida neta por 174.4 millones de pesos.

Lo anterior se debió a la creación de una provisión fiscal para enfrentar futuros pagos de impuestos con motivo de la reforma hacendaria, que entró en vigor en enero del 2014.

Asimismo, destacó que el año pasado la compañía restaurantera realizó inversiones de capital por 264.1 millones de pesos, cifra que representa 12.2% de las ventas netas y que fue destinada al crecimiento de nuevas marcas, mantenimiento las unidades ya establecidas, gastos de supervisión y equipo operativo.

Su flujo de operación (EBITDA) se ubicó en 61.1 millones de pesos, esto es un incremento de 32.1% comparado con el mismo periodo del 2012.

En el trimestre, el ticket promedio de compra fue de 177.8 pesos por persona, lo cual significa un alza de 11.1% respecto del último cuarto del 2012.