Europa experimentó entre abril y junio un crecimiento alentador y generalizado de sus dividendos en base interanual de 1.1% respecto del segundo trimestre del 2015 en tasa general y de 4.1% en tasa subyacente, tras tener en cuenta el descenso de los dividendos extraordinarios, así como otros factores menos relevantes.

En el segundo trimestre se repartió 66% de los dividendos del continente europeo, de forma que la remuneración al accionista de esa región es mucho más estacional que la de cualquier otra zona del mundo, según dio a conocer en el Henderson Global Dividend Index.

Los 140,200 millones de dólares en dividendos que se abonaron en Europa representaron 40% del total mundial durante el segundo trimestre.

Holanda y Francia consiguieron el segundo y tercer puesto en cuanto a crecimiento de dividendos a escala mundial en tasa subyacente; mientras que Alemania y España quedaron rezagadas a causa de los importantes recortes de dividendos a cargo del Deutsche Bank, Volkswagen y Santander.

En Suiza e Italia, el crecimiento subyacente de los repartos fue de un dígito. En Europa, 80% de las compañías aumentó o mantuvo su dividendo.

Por su parte, los repartos en Estados Unidos crecieron 4.6% en tasa subyacente, el nivel más bajo registrado desde el 2013, lo que refleja la anémica expansión de los beneficios empresariales debido, también en parte, al efecto de la apreciación del dólar, según explicó Henderson en un comunicado.

En cuanto al futuro, Henderson prevé que el segundo semestre del año probablemente será peor que el primero, debido en parte a los patrones estacionales que conceden ligeramente más peso a aquellas zonas geográficas en las que los dividendos mundiales crecen a menor ritmo, como los mercados emergentes, Australia y el Reino Unido.

Teniendo en cuenta las tendencias registradas en el segundo trimestre del 2016, la compañía ha revisado a la baja su previsión de dividendos para el ejercicio completo de 1.18 billones de dólares a 1.16 billones de dólares, lo que se traduce en una expansión en tasa general de 1.1% y de 1.4% en tasa subyacente.