Las acciones europeas registraron en octubre su mejor mes en más de seis años, pese a terminar planas el viernes en medio de resultados corporativos dispares y mientras los inversores especulaban con más estímulos monetarios para la región.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 cerró plano pero registró un avance de 8% en el mes, marcando su mejor desempeño mensual desde julio del 2009, mientras que el Euro Stoxx 50 de los principales valores de la zona euro subió 0.14 por ciento.

Algunos inversionistas res vieron las señales de que el Banco Central Europeo podría definir más medidas para alentar la actividad económica y el comercio en la región como razones para seguir comprando acciones europeas.

Las acciones de Renault subieron 5.3% después de que la automotriz reportó un alza de sus ingresos trimestrales de 9.4%, mientras que las de Airbus ganaron 4.4% después de que reportó resultados mejores a los esperados.

De acuerdo con datos de Thomson Reuters StarMine, 52% de las compañías que integran el índice europeo Stoxx 600 ha superado o cumplido las expectativas con sus resultados en lo que va del trimestre, aunque las utilidades han disminuido respecto del año pasado.

Mejor desempeño

Las acciones cerraron el viernes su mejor desempeño mensual en cuatro años en la Bolsa de Nueva York, pese a que terminaron en baja la sesión en medio de una serie dispar de resultados corporativos. El Promedio Industrial Dow Jones bajó 0.52%, y cerró a 17,663.54 unidades, mientras que el S&P 500 cedió 0.48%, y terminó en 2,079.36 unidades. El Nasdaq Composite, en tanto, 0.40%, y terminó en 5,053.74 unidades. El gasto del consumidor estadounidense anotó en septiembre su menor avance en ocho meses debido a que los ingresos personales apenas subieron.

La Bolsa Mexicana de Valores retrocedió 0.21% o 92.05 puntos respecto del nivel previo, al ubicar el Índice de Precios y Cotizaciones en 44,542.66 unidades.

De acuerdo con Grupo Financiero Monex, las cifras en Estados Unidos sobre el gasto personal y confianza del consumidor fueron negativos, lo que contrastó con los datos positivos de PMI de Chicago.

Explica que lo anterior debilita el dólar, favorece pérdidas en el mercado accionario y las ganancias en deuda estadounidense. (Con información de agencias)

[email protected]