El banco central ruso dijo el jueves que la OPEP+, el grupo que integran grandes productores petroleros mundiales, podría aplazar su planeado incremento de producción de crudo a partir del 1 de enero de 2021 ante el negativo impacto de la pandemia en el panorama económico y la demanda petrolera.

La OPEP+ tiene previsto elevar su bombeo en 2 millones de barriles por día (bpd) en enero -cerca de 2% del consumo global- en un intento por reducir el recorte récord de suministro de este año.

No obstante, ante el debilitamiento de la demanda, la OPEP+ ha estado evaluando aplazar el incremento.

“El empeoramiento del panorama para la recuperación global de la economía y, por tanto, de la demanda de crudo en el mundo están presionando al mercado petrolero internacional. En un ambiente así, la OPEP+ podría decidir aplazar el alivio previsto de los recortes de producción petrolera desde enero de 2021”, dijo el banco en su revisión.

“Por un lado, esto podría prestar apoyo a los precios del crudo, pero por otro, las firmas petroleras no podrían elevar sus volúmenes de bombeo”, agregó.

Más temprano en la semana, tres fuentes cercanas a la OPEP+ dijeron a Reuters que el grupo se está inclinando en favor de un aplazamiento del aumento previsto del próximo año para respaldar al mercado durante la segunda ola de Covid-19 y el alza de la producción libia, pese a una subida de los precios.

Tocó máximos

La semana pasada, el crudo llegó a los 49 dólares por barril, su máximo desde marzo, por la esperanza de que las vacunas contra el coronavirus generen una mayor demanda.

“Parece que se necesita la extensión”, comentó la fuente, citando “posibles caídas de precios e incertidumbres en la demanda” en medio de la segunda ola del virus.

Este jueves fue un día con pocos movimientos debido a que fue feriado en Estados Unidos por el Día de Acción de Gracias, por lo que no hubo cotización del petróleo West Texas Intermediate ni de la mezcla mexicana.