La OPEP trasladará dos reuniones de expertos técnicos a finales de esta semana, a fin de que los comités dispongan de más tiempo para evaluar el impacto de la nueva variante del coronavirus Ómicron en la demanda y los precios del petróleo, de acuerdo a fuentes y documentos del grupo.

Los precios del petróleo se desplomaron junto con otros mercados financieros el viernes en más del 10%, su mayor caída en un día desde abril de 2020, ya que la nueva variante asustó a los inversores y se sumó a las preocupaciones de que un superávit de oferta pueda intensificarse en el primer trimestre.

La caída del viernes se vio agravada por la baja liquidez en el mercado debido a un día festivo en Estados Unidos.

Antes del viernes, la OPEP ya había pronosticado que el superávit de crudo crecería abruptamente después de que Estados Unidos y otros grandes consumidores decidieran liberar reservas de petróleo para ayudar a enfriar los precios.

La OPEP y sus aliados —conocidos como OPEP+— postergaron su reunión del comité técnico al miércoles en lugar del lunes, según los documentos. Los líderes de la OPEP sostendrán una reunión el mismo día.

Un comité de supervisión ministerial se reunirá el jueves en lugar del martes, mostraron los documentos, y la OPEP+ también se reunirá el mismo día, cuando probablemente se anuncie una decisión sobre la política de producción del bloque.

"Necesitamos más tiempo para entender qué es esta nueva variante y si necesitamos reaccionar de forma acelerada o no", dijo una fuente de la OPEP+.

La alianza OPEP+ ha estado liberando 400,000 barriles por día de petróleo por mes al tiempo que redujo sus recortes récord del año pasado, cuando disminuyó el bombeo hasta en 10 millones de bpd para encarar el derrumbe de la demanda ocasionado por las restricciones de la pandemia.

La OPEP+ tiene unos 3.8 millones de bpd de recortes aún vigentes y algunos analistas han sugerido que el grupo podría detener los aumentos después de la publicación de las existencias y ante las posibles repercusiones para la demanda de nuevas cuarentenas para contener la nueva variante.