La compañía Nintendo sufrió su primera pérdida operativa en dos años en el semestre abril-septiembre, debido a las débiles ventas de sus consolas de videojuegos ya que la fortaleza del yen pesó más que la popularidad de su juego Pokémon Go.

La pérdida del grupo fue de 57 millones de dólares en seis meses hasta el 30 de septiembre pasado, comparado con un beneficio operativo de 86 millones de dólares en el mismo semestre del año pasado, cuando las ventas cayeron 33% respecto a un año antes.

Sin embargo, la venta de su participación en el equipo de béisbol Marineros de Seattle Major League ayudó a Nintendo, ya que la ganancia neta del grupo registró un aumento de 3.3 veces, a 366 millones de dólares indicó la empresa japonesa con sede en Kyoto.

El avance de la moneda japonesa, yen, y otros factores obligaron a Nintendo a recortar las previsiones anuales de sus ventas desde un estimado anterior de 4,790 millones de dólares a 4,502 millones, y de sus beneficios operativos de 431 millones a 287 millones de dólares.

Se espera, no obstante, que el beneficio neto alcance los 431 millones de dólares en todo el año fiscal 2016, de acuerdo con un comunicado de la compañía.

La rentabilidad de Nintendo se vio favorecida por el éxito de su aplicación de realidad aumentada Pokémon Go, el cual fue desarrollado por Nintendo, su filial Pokémon y Niantic Inc, fabricante de juegos escindida de Google Inc.

En el segmento de consolas de videojuegos, Nintendo ha estado haciendo frente a la feroz competencia de rivales como Sony con su PlayStation 4 y Micrsoft con su Xbox, ya que las ventas de su consola Wii U han caído 53% a 560,000 unidades.

Además de Pokémon Go, Nintendo ahora pondrá en el campo de juegos de los smartphones a su icónico juego Super Mario Run, el cual estará disponible para iPhone de la compañía Apple en diciembre próximo.